Con el lema "Nuestro trabajo vale", varias organizaciones feministas de Paraguay llaman a "las mujeres trabajadoras" a manifestarse el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, para reivindicar la igualdad laboral y salarial y hacer visible su contribución a la economía.


cde.org.py

En un acto ante el Ministerio de Trabajo, las activistas de las organizaciones convocantes, aglutinadas en la Plataforma Feminista, explicaron sus reivindicaciones, cuyo colofón será una gran marcha en Asunción.

La activista de la Plataforma Feminista, Natalia Ferreira, explicó que las principales reivindicaciones son la superación de la brecha salarial entre hombres y mujeres, que calculó en torno al 17 % en Paraguay, así como que el “cumpla el Código Laboral” en materia de igualdad, conciliación familiar y respeto a los derechos sindicales.

También exigen la “igualdad de la ley” para las trabajadoras domésticas, que actualmente por imposición legal sólo perciben unos 251 dólares mensuales, el 60 % del salario mínimo, fijado en 359 dólares.

Se unirán a la convocatoria las mujeres campesinas e indígenas que buscan que se valore su trabajo como un “motor de la economía nacional”.

Otra de las integrantes de la Plataforma y miembro de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Paraguay (Panambi), Mariana Sepúlveda, señaló a Efe que las mujeres transexuales no marcharán para lograr la “inclusión laboral”, ya que “por nuestra identidad de género somos excluidas del mundo laboral” y “la única opción que tenemos es ejercer el trabajo sexual”.

Denunció que, aparte de esa “doble discriminación”, se ven obligadas a lidiar con “discriminaciones y abusos diarios” en el ámbito de su trabajo sexual, “especialmente por parte de la autoridad” policial, que “incluso nos piden favores sexuales a cambio de poder trabajar tranquilas”.

No sólo las mujeres están convocadas a las marchas y protestas, también los hombres, que deben ser conscientes de “cuáles son los privilegios que están teniendo”, dijo Ferreira.

Añadió que deben participar en la “redistribución del trabajo domestico y el cuidado, que hasta ahora recae principalmente sobre las mujeres”.

“Tienen que incluir lo domestico como parte de su vida, es su vida, es su casa, son sus hijos”, aseveró.

Tampoco faltarán consignas contra la violencia machista y los feminicidios, “un tema que atraviesa todas nuestras movilizaciones”, en un país que cerró 2018 con 59 mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres, cuatro más que en 2017.

La movilización en Paraguay se enmarca en el movimiento global “Nosotras Paramos” que pretende hacer visible la importancia del trabajo femenino en las sociedades de todo el mundo a través de manifestaciones y paros.

No obstante, no se convocó ninguna huelga o paro oficial de mujeres en el país sureño porque, según confesó Ferreira, “si bien está representado el sindicalismo en la Plataforma, todavía no tenemos esa fuerza para lograr un paro”.

Aún así, si llaman a un paro simbólico de unos diez minutos en los lugares de trabajo que llame a la “reflexión” sobre la situación laboral de las mujeres.

A parte de la manifestación de la capital, que partirá de la Plaza de Italia hasta la de la Democracia, se preparan marchas en Ciudad del Este y Encarnación, segunda y tercera ciudad del país suramericano, así como en otras localidades del interior en las que habrá convocadas manifestaciones y concentraciones.

Al concluir el acto informativo, las activistas comenzaron las movilizaciones cortando durante varios minutos la circulación en las calles aledañas a la sede ministerial.

Fuente: EFE

Compartí: