Descargar el Audio

El padre del joven Richard Pereira, quien había quedado parapléjico tras haber sido disparado por el suboficial Johnie Orihuela, manifestó que durante todo el tiempo del proceso, hubo muchas chicanas y que pensaba que iba a terminar en un "oparei" dijo la investigación. Cabe resaltar que tanto el uniformado mencionado, como el comisario Jorge Zárate fueron condenados a 20 y años de prisión respectivamente. 


Asimismo habló sobre el juicio que se llevó a cabo este martes donde se resolvió la condena de ambos agentes. “”Es increíble toda la tensión que había en esa sala y el desenlace fue una sensación muy grande”, dijo. Expresó además que se sintió muy bendecido con la fiscala Pamela Pérez quien fue la que condenó a Orihuela y Zárate.

Mi hijo se quebró después del juicio, camino a casa, terminó en cama y con fiebre en casa, creo que fue la presión. Me dijo gracias viejo y fue muy satisfactorio porque me sentí un padre que lucho por su hijo”, dijo.

Compartí: