El Congreso reanudará esta semana su actividad, tras un receso de casi tres meses, con la tarea pendiente de aprobar el paquete de medidas contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo para superar la evaluación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).


Los 12 proyectos de ley que incluye esa batería legislativa fueron presentados por el Ejecutivo ante el Congreso el pasado 22 de noviembre, pero la Cámara de Senadores aprobó a principios de diciembre aplazar su tratamiento hasta marzo, cuando se retoma la actividad parlamentaria.

Aunque todavía se desconoce cuál será el orden del día de la primera sesión, la titular de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), María Epifania González, urgió esta semana a dar prioridad a la aprobación de la ley de lucha contra la financiación del terrorismo, la ley sobre el beneficiario final, para saber quiénes son los verdaderos dueños de las empresas, y otra sobre juzgados y fiscalías especializadas.

De esta forma, Paraguay espera cumplir con los requisitos exigidos por los evaluadores de GAFI, que en esta ocasión observarán la efectividad de la legislación y las instituciones paraguayas en el combate contra los delitos financieros, contrabando o corrupción.

No obstante, la evaluación de GAFI no solo se fijará en las acciones del actual Gobierno de Mario Abdo Benítez, sino que su revisión abarcará los últimos cinco años, por lo que también incluirá las actuaciones del Ejecutivo del expresidente Horacio Cartes (2013-2018).

González repitió en varias ocasiones durante el receso parlamentario que espera que el tratamiento de este paquete de medidas se encuentre entre las prioridades de los legisladores al reanudar la actividad en el Congreso.

De eso depende, en parte, que Paraguay supere el examen de GAFI y evite ser declarado país no cooperante, designación que recibió en 2008, cuando los evaluadores detectaron debilidades en la lucha y prevención del lavado de dinero.

El informe definitivo se conocerá el 3 de diciembre de 2020, pero en este tiempo Paraguay deberá completar y presentar documentos a GAFI, así como atender la visita de los evaluadores, cuya llegada está prevista para abril o marzo del próximo año.

Fuente: EFE

Compartí: