Paraguay llegará a la Feria de Turismo Internacional de Berlín (ITB), la mayor feria de turismo del mundo, dispuesto a conquistar al visitante europeo con su abundante naturaleza, sus circuitos culturales y la hospitalidad de su gente, dijo en una entrevista la titular de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), Sofía Montiel.


La delegación paraguaya estará en Berlín del 6 al 10 de marzo, con una oferta preparada para captar la atención de aquellos turistas que “aman la naturaleza, los destinos que no son de masa, que muestran la naturaleza en estado de preservación y que gustan de la aventura”.

“Vamos a mostrar realmente lo que Paraguay ofrece, con la autenticidad, la cultura y la riqueza que tenemos en nuestro país, tanto en áreas naturales como en vivencias enriquecedoras en cuanto a experiencia”, dijo la titular de la Senatur.

La ITB será el mayor escaparate de Paraguay para el mundo, algo que no pasa desapercibido para Montiel, consciente de que en esta feria va a dirigirse a un turista europeo “de posición media elevada, dispuesto a pagar el precio justo”, y que desembolsa entre 700 y 800 dólares por estancias de unas dos semanas en el corazón de Suramérica.

“Es importante seguir apostando a que los visitantes de larga distancia lleguen hasta aquí. La estadía no es corta y no escatiman a la hora de invertir, siempre que puedan recibir un buen servicio y se lleven una buena experiencia”, explicó.

Ese turismo de experiencias, de vivir y sentir Paraguay, centrará la propuesta de este país, todavía desconocido para muchos y eclipsado por sus gigantes vecinos: Brasil y Argentina.

Sin embargo, Montiel observa ciertas ventajas, tanto en su ubicación, abrazado por los ríos Paraguay y Panamá, como en sus 406.000 kilómetros de extensión, un territorio pequeño si se compara con las dimensiones continentales de Brasil y Argentina.

“En nuestro país nos lleva escasas horas para poder ver cultura y también naturaleza. Podemos estar en el norte, en Bahía Negra, en el Pantanal (candidato a Patrimonio Natural), como así también tomar un vuelo y estar en escasas horas en la capital (Asunción), viendo y viviendo otro tipo de experiencia”, puntualizó.

Entre los atractivos de su país, la titular de la Senatur mencionó el “agua cristalina” de sus saltos, la represa hidroeléctrica de Itaipú, la oportunidad de avistar aves, las rutas por las reducciones jesuíticas, en el sur, o los circuitos que acercan al visitante al día a día de los artesanos y pequeños productores paraguayos.

Sin embargo, para Montiel hay algo que marca la diferencia con otros destinos y es “la amabilidad y la forma de ser” del paraguayo y “el rostro humano del país”, que cautiva al turista europeo, según le han comentado en otras ferias.

Además, sostiene que en estos eventos “las personas que no tienen ni idea de dónde está Paraguay” manifiestan su interés en conocerlo en cuanto escuchan hablar de sus atractivos.

De ahí que el país sudamericano vaya a presentarse ante el público europeo con un expositor virtual y sensorial, con el que espera atraer a visitantes para revertir la caída del 27,2 %, con poco más de 1,1 millón de turistas, que sufrió en 2018.

No obstante, el mercado alemán mostró una tendencia inversa, con un crecimiento del 23,24 %, hasta los 10.935 turistas.

Montiel espera que esta cifra siga en aumento y que los datos de turismo se recuperen tras el descenso de 2018, por lo que considera fundamental asistir a las ferias de turismo en Europa, aunque tampoco quita el ojo a Asia y Estados Unidos.

“Los mercados asiáticos para nosotros son sumamente importantes, lograr incrementar la llegada de japoneses, coreanos o taiwaneses a nuestro país es un gran desafío”, aseguró.

Paraguay también trabaja para que esa inversión que hace por posicionarse en el mundo luego se corresponda con lo que encuentran los turistas en el país.

Por eso, la Senatur coopera con otros ministerios en mejorar las infraestructuras del país, todavía escasas y carentes, y en garantizar la seguridad al visitante.

EFE

Compartí: