Comunidades indígenas en el norte de la Región Oriental comercializaron sus cultivos de sésamo, como parte del apoyo del Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible (Proders) del Ministerio de Agricultura y Ganadería.


En la Com. Kuetuvy Ko’eti de Canindeyú el productor Bernardo Franco vendió 1.700Kg de sésamo por un valor superior 13 millones de Gs. Por otro lado, la Comunidad Vy’a pave de Azotey, en Concepción vendió 400 kilos de sésamo negro (tempranero) y 400 kilos de la variedad SH1 por valor de Gs. 6.400.000.

La relación de la producción es de 800 Kg/ha, informó el coordinador de Proyectos Indígenas del Proders, José Luis Rodas.

Los Proyectos Indígenas iniciaron en el 2011 y se espera su culminación en noviembre de este año. Hasta el momento se destinaron unos US$ 10 millones para el beneficio de 7.000 familias en 180 comunidades.

El programa se centra en el desarrollo social, productivo y ambiental de las comunidades. Además de fomento a la producción agrícola se incluyen programas sociales como el mejoramiento de provisión de agua potable y del sistema eléctrico, conservación de suelo y recuperación de cauces hídricos.

El Proders es impulsado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) financiado por el Banco Mundial (BM), para el desarrollo de comunidades campesinas e indígenas.

 Fuente: Agencia IP
Compartí: