El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, reveló este miércoles que el Gobierno del presidente Donald Trump revocará los visados a 77 venezolanos, entre ellos funcionarios del Gobierno del presidente Nicolás Maduro y sus familiares.


Mike Pence

“Hoy el Departamento de Estado está anunciando que Estados Unidos revocará 77 visados, incluidos muchos funcionarios del régimen de Maduro y sus familiares”, señaló Pence durante un encuentro con empresarios latinos en Washington.

Pence agregó que Washington continuará responsabilizando al Gobierno de Maduro “hasta que la libertad -palabra que pronunció en español- se restaure en Venezuela”.

El vicepresidente aseguró que Venezuela fue en el pasado una de “las más ricas y más vibrantes democracias” en el hemisferio occidental, pero lamentó que “bajo el mandato socialista del dictador Nicolás Maduro” se haya convertido en uno de los países más pobres, con más de tres millones de venezolanos que han abandonado sus hogares, según recordó.

Durante su intervención, en la que remarcó el interés de Washington de continuar apoyando la libertad y la prosperidad en el hemisferio, Pence destacó que Estados Unidos fue el primer país en haber reconocido al líder opositor Juan Guaidó como el “presidente legítimo de Venezuela”.

“Estados Unidos llama a todas las naciones del mundo a reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y tomar el lado de la libertad”, añadió el vicepresidente, al destacar que alrededor de 50 naciones se han sumado al apoyo estadounidense a Guaidó.

Además, señaló que durante su visita la semana pasada a Latinoamérica, cuando asistió a la reunión del Grupo de Lima celebrada en Bogotá, envió en mensaje a los aliados de Estados Unidos en la región y al pueblo venezolano: “Nicolás Maduro es un dictador”.

Pence dijo que conoció a Guaidó y a su esposa, Fabiana, en persona y apuntó que el líder opositor está comprometido con la restauración de la democracia en su país.

También se refirió a un discurso que pronunció Trump ante la comunidad venezolana en Miami el pasado 19 de febrero e insistió en que Maduro no es un patriota sino un “títere” de Cuba.

Pence se pronunció después de que el Departamento de Estado de EE.UU. señalara este martes que no referirse a Guaidó como “presidente interino” de Venezuela es caer en la “narrativa de una dictadura” e instó a la prensa a usar el término que emplea parte de la comunidad internacional.

Este martes se renovó automáticamente una decisión ejecutiva adoptada el 8 de marzo de 2015, durante la Presidencia de Barack Obama, que declaró una emergencia nacional respecto a la situación en Venezuela a raíz de la “erosión de las garantías de derechos humanos”, persecución de los opositores, reducción de las libertades de prensa y uso de la violencia en ese país, entre otros. EFE

Compartí: