El presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Pedro Ferreira, anunció que el Poder Ejecutivo retirará el veto parcial a las modificaciones de la ley de jubilaciones de la empresa estatal, tras detectar una mejora en su situación financiera. 


Así lo anunció tras la reunión que mantuvo este miércoles en Palacio de Gobierno, con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Ferreira explicó que el veto parcial del Ejecutivo a la Ley 71/1968, que crea la caja de Jubilaciones y Pensiones del personal de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), había sido presentado en noviembre pasado, atendiendo a que en ese momento la ANDE estaba pasando por una complicada situación financiera.

En ese sentido, indicó que tras una nueva revisión se detectó menos pérdidas técnicas totales en la institución, obteniendo una rentabilidad muy superior, por lo cual las condiciones que se tenían en noviembre del año pasado no son iguales a los que se tiene actualmente, mucho más favorables financieramente.

Ante esta nueva coyuntura, Ferreira afirmó que no hay motivos para mantener el veto parcial, por lo que el presidente de la República decidió retirarlo y así hacer efectiva la ley de modificaciones. El funcionario calificó este hecho como un “hito dentro de la seguridad social del país”.

Recordó además que esta legislación fue resultado de un proceso de más de 14 años de negociación que involucró tanto a jubilados, funcionarios activos y autoridades de la ANDE.

“Entre los logros más importantes de esta ley está que en vez de tomarse los tres últimos años para el cálculo de los haberes se tendrán en cuenta los últimos 10 años, con lo cual la ANDE tendrá una mejor previsibilidad de cómo serán sus finanzas, y a su vez los jubilados estarán menos presionados para trabajar”, indicó.

Ferreira remarcó que las condiciones de rentabilidad de la ANDE son muy diferentes a la del 2018 respecto al año anterior, por lo que destinarán unos 6 millones de dólares anuales a la Caja de Jubilaciones, beneficiando a unas 5.000 personas.

Reclamos de consumo

Respecto a los reclamos surgidos por parte de los usuarios contra la elevada facturación por el consumo de este mes, el presidente de la ANDE mencionó que las altas temperaturas registradas en los últimos meses fueron muy superiores al mismo periodo del 2017, elevando por tanto el consumo eléctrico de los equipos, principalmente los que producen frío.

“Hay consumo muy superior de 16 al 20 por ciento en comparación al verano anterior y estacional más del doble respecto a lo que normalmente en un mes de invierno consume una persona”, explicó.

Sostuvo que a eso hay que sumar unos errores que se cometen durante la lectura del medidor o de los aparatos que han sido testados por la ANDE. “De cada 6.000 reclamos hay unos 200 a 300 que finalmente encontramos que hubo algún problema de lectura, tres aproximadamente son problemas de aparato propiamente dicho; errores tenemos”, reconoció.

Pidió finalmente a la población a que utilice las herramientas disponibles para poder controlar el consumo, donde se les notifica acerca de su consumo, tarifa y día en el que se hará la lectura del medidor.

Compartí: