La actriz paraguaya Ana Brun reivindicó este martes más papeles para mujeres mayores en la industria del cine que les permitan romper estereotipos, como los que derrumbó con su interpretación en Las Herederas, la película que le consagró internacionalmente, tras varios años retirada de la profesión.


“Yo sinceramente nunca pensé que iba a tener oportunidad de hacer algo y aquí me ves: contentísima, con mi edad, que estoy al final de mi camino”, explicó la actriz a Efe durante un homenaje que le ha brindado hoy el Partido Liberal con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Brun apartó la profesión de la abogacía para dar vida a Chela en la película dirigida por Marcelo Martinessi, lo que le permitió alzarse con el Oso de Plata en la Berlinale de 2018 y convertirse en un icono para las mujeres de mediana edad del cine paraguayo.

Su papel en esta ficción en la que interpreta a una mujer madura lesbiana, inmersa en una larga relación sentimental, ha puesto sobre la mesa que cualquiera “tiene derecho a ser feliz”.

“Yo me críe en silencio, tenía prohibido preguntar, curiosear y saber, solo tenía que obedecer. Esa generación de mujeres como yo tenemos que aprender a saltar, volar, crecer y atrevernos a ser felices”, expresó la actriz.

A tres días de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la intérprete reivindicó más películas como Las Herederas, que se ha convertido en “un grito a la libertad de opinión y de elección” para las mujeres y los colectivos LGTBI de Paraguay.

“Estamos ganando nuestros espacios y este tipo de películas hacen que tomemos coraje porque las mujeres están en todas las partes del mundo revelándose”, añadió.

Brun señaló que largometrajes como Las Herderas tienen la capacidad de recordar a la gente que “tanto tiempo estuvo sometida” que tienen “un derecho que reclamar”.

La actriz confía en que el próximo 8 de marzo la sociedad paraguaya se vuelque con las protestas del Día Internacional de la Mujer, aunque lamenta que en el país todavía exista una “apatía” hacia esos movimientos sociales.

En ese sentido, Brun confesó que Las Herederas no tuvo en Paraguay el mismo éxito que tuvo en otras partes del mundo, en parte, porque se trata de una sociedad “muy retrógrada”.

La actriz recibió hoy el homenaje Carmen Lara Castro, que lleva el nombre de una histórica activista del Partido Liberal en la lucha por las mujeres, a la que conoció cuando era una niña porque eran vecinas.

“Yo no soy una militante directa, aunque considero que he estado en todas las luchas, he estado en todas las marchas, siempre atrás, en la retaguardia, anónima como un montón de mujeres”, explicó Brun.

A pesar de que de que su lucha siempre ha sido “absolutamente anónima”, la actriz reconoció que ahora su papel ha cambiado porque se ha convertido en un ejemplo para el resto de actrices del país.

Las Herederas es el mayor éxito internacional del cine paraguayo y el año pasado el Senado aprobó un homenaje especial a su director y a Brun por su éxito al haber exportado la cultura del país.

El filme se ha expuesto en salas de cine de todo el mundo y todavía continúa con su gira por países como España, Italia, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Francia o Polonia.

La película, que fue grabada en Asunción, contó con la participación de 52 mujeres reclusas, por lo que los productores decidieron hacer una proyección especial en el centro penitenciario de El Buen Pastor, uno de los escenarios del filme.

Fuente: EFE

Compartí: