A instancias del diputado colorado Hernán Rivas, el pleno de la Cámara de Diputados, aprobó y remitió a la Cámara de Senadores, el proyecto de Resolución “Que amplía la acusación contra el contralor General de la República, José Enrique García, por la cual se formula acusación ante la Honorable Cámara de Senadores, a los efectos de la instauración del juicio político previsto en el artículo 225 de la Constitución Nacional”.


“El Contralor tiene varias acusaciones, entre ellas la producción de documentos no auténticos, mal desempeño de funciones, tráfico de influencia, viáticos designados en forma irregular; a estas acusaciones quiero agregar algunos puntos que serán útiles para llevar adelante el juicio político, como enriquecimiento ilícito y lavado de dinero”, expresó el diputado Rivas.

Los parlamentarios solicitaron al Senado que trate el tema que tiene a la ciudadanía inquieta por todas las acusaciones, según aseveraron.

El diputado Sebastián Villarejo (PPQ-Capital), dijo que la Contraloría General se encuentra en una crisis. “Pido al contralor que renuncie al cargo, porque si es cierto lo que se dice no merece estar un días más en ese cargo y si no fuera cierto una República necesita que los hombres respeten las instituciones”, señaló.

Por su parte, el diputado Tadeo Rojas (ANR-Central), expresó que la Cámara de Diputados debe sentar posición y marcar la diferencia. “Es lamentable que el responsable de un organismo que debería ser ejemplo en controlar el proceso administrativo del Estado paraguayo, este soportando acusaciones gravísimas en forma permanente; no podemos ser cómplices de este tipo de hechos”, significó.

A su turno, el diputado Basilio Núñez (ANR-Pdte. Hayes), dijo que los senadores tienen que realizar el juicio político lo antes posible. “Lo más importante que tiene que tener la Contraloría General de la República es la credibilidad; es necesario urgir al Senado que defina esta situación; la ciudadanía pide transparencia y tenemos que hacernos eco de eso”, espetó.

Así también, el diputado Pastor Vera Bejarano (PLRA-San Pedro), dijo que lejos de ser una institución confiable, la Contraloría se convirtió en una institución que manipula, chantajea y probablemente blanquea actos de corrupción”.

Fuente: Diputados py

Compartí: