Olimpia no logró superar la ordenada defensa de River Plate y cedió un empate 0-0 este sábado en la décima jornada del Apertura paraguayo que, sin embargo, le garantiza continuar al menos una semana más como líder gracias al colchón de puntos que acumula sobre sus perseguidores.


Daniel Garnero dejó en el banquillo a los futbolistas que forman la columna vertebral del equipo como el volante William Mendieta o el veterano delantero Roque Santa Cruz, pensando en el encuentro del martes por la Copa Libertadores ante la Universidad Concepción.

Por su parte, el entrenador de River Plate, Daniel Farrar, mantuvo a la mayor parte del once inicial que le ha dado un buen resultado en el inicio de la temporada, con el delantero Nildo Viera, máximo anotador del Apertura, como referencia en el ataque.

El Kelito renunció a la posesión durante el primer tramo del partido, permitiendo que el Decano tomase la iniciativa y circulase el balón por el campo rival, aunque sin apenas generar ocasiones de peligro.

El planteamiento defensivo de River Plate, con dos líneas de jugadores muy juntas, surtió efecto y permitió a sus delanteros conectar contraataques cuando robaban el balón.

Un disparo de Fernando Escobar desde fuera del área que obligó a Alfredo Aguilar a estirarse para despejar el balón a córner fue la mejor ocasión de River en la primera parte.

Antes de llegar al descanso, Julián Benítez tuvo la oportunidad de romper el desempate, pero Pablo Gavilán bloqueó su fuerte disparo al primer palo, evitando el gol de Olimpia.

La charla de Garnero en los vestuarios dio resultado porque los jugadores del Decano dieron un paso adelante en el segundo tiempo y comenzaron a asediar el área rival desde el primer minuto.

En el minuto 55, Maximiliano Oliveira logró un buen remate de cabeza desde el área pequeña de River Plate, sin embargo Gavilán volvió a detener el balón con un rápido movimiento.

El Rey de Copas siguió buscando el gol con centros desde los dos costados del campo y con desesperados disparos desde fuera del área que no lograron encontrar puerta.

Ante la falta de acierto, Garnero sacó al campo a Santa Cruz, en sustitución de Benítez, lo que levantó el aplauso de la grada, un efecto habitual del capitán cuando pisa el césped del estadio Manuel Ferreira.

En el minuto 76, Jorge Ortega desaprovechó otra ocasión para Olimpia, al no conseguir conectar una volea, tras un gran centro de Santa Cruz.

Tras un último cuarto de hora en campo rival, el esfuerzo ofensivo le pudo costar la derrota a Olimpia porque Leonardo Villagra rozó el gol de la victoria en un contraataque, pero su disparo se estrelló en la base del palo.

En los agitados minutos finales, el Kelito pudo sentenciar al contragolpe pero sus delanteros no lograron finalizar las jugadas ante un Olimpia, desesperado por su falta de gol.

Compartí: