Nairobi acogerá desde este lunes la IV Asamblea de la ONU para el Medioambiente (UNEA-4), donde más de 5.000 representantes de 193 países, incluidos jefes de Estado y ministros, intentarán trazar la ruta hacia una economía más sostenible basada en la innovación y con rostro de mujer.


El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA, con sede la capital de Kenia) alberga la reunión tras la reciente designación como directora del organismo de la danesa Inger Andersen, quien sustituirá a Joyce Msuya, que se encontraba en funciones desde noviembre pasado tras la renuncia de Erik Solheim.

Andersen, hasta hace pocas semanas directora de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en una reciente entrevista con EFE, dejó clara la necesidad de un cambio de rumbo en las políticas económicas para revertir la situación de degradación del planeta y la pérdida de biodiversidad.

“Estamos aún a tiempo de detener la desaparición de biodiversidad”, señaló Andersen, pero con un modelo económico que sustituya las subvenciones a los químicos por subvenciones a la agricultura orgánica.

Precisamente, sobre “Soluciones innovadoras para retos ambientales y consumo y producción sostenibles” es de lo que se hablará en los numerosos paneles de discusión que la UNEA-4 tendrá en el complejo de la ONU en el barrio de Gigiri, de Nairobi, adonde asistirán más de 5.000 representantes inscritos, de ellos 1.300 de diversas ONG y de la sociedad civil.

Asimismo, acudirán otros 500 del sector privado e invitados especiales, según fuentes de la Oficina de Prensa de la ONU.

Según la misma fuente, entre los gobernantes que han confirmado su asistencia están los presidentes de Francia, Emmanuel Macron; de Sri Lanka, Maithripala Sirisena; y de Madagascar, Andry Rajoelina, quienes serán recibidos por su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta.

Asimismo, el primer ministro de Ruanda, Edourd Ngirente, y al menos 88 ministros y viceministros, entre ellos todos los latinoamericanos, según la ONU.

La innovación y la tecnología serán dos ejes importantes de las sesiones en la búsqueda de soluciones que detengan o ralenticen el cambio climático, fomenten las energías renovables, así como la consecución de más fuentes de agua, el tratamiento de residuos y la economía circular, entre otros aspectos.

Porque solo a través de la innovación, esta generación puede acercarse “Al mundo que queremos”, según el documento final de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible de 2012.

Esta premisa toca varios puntos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que se abordarán en esta cuarta Asamblea del PNUMA, entre ellos, los desafíos medioambientales relacionados con la pobreza y la gestión de los recursos naturales, incluidos los sistemas alimentarios sostenibles, la seguridad alimentaria y la detención de la pérdida de biodiversidad.

Asimismo, serán objeto de análisis la eficiencia de recursos, energía, productos químicos y gestión de residuos y, por último, el desarrollo de negocios sostenibles e innovadores.

Otro de los puntos que estará encima de la mesa es el de las migraciones climáticas, que afecta a millones de personas en el planeta, ante los cada vez más continuados y potentes fenómenos climáticos.

La Asamblea de la ONU para el Medioambiente es el máximo órgano de toma de decisiones sobre los temas de este sector en todo el mundo, y se reúne cada dos años para establecer las prioridades para políticas medioambientales globales y desarrollar el derecho ambiental internacional.

UNEA se creó en 2012 durante la celebración de la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, más conocida como Río+20.

Durante la Asamblea en Nairobi, que se celebrará hasta el próximo viernes, se presentarán también dos documentos importantes, el sexto Informe global de Medio Ambiente (Global Environment Outlook Report) y otro sobre el estado del Ártico..

Fuente: EFE

Compartí: