Trabajadores de la Manufactura Pilar solicitaron la mediación del Ejecutivo, para que la empresa pueda superar la difícil situación que está atravesando. Debido a la caída de sus ventas, la […]


Trabajadores de la Manufactura Pilar solicitaron la mediación del Ejecutivo, para que la empresa pueda superar la difícil situación que está atravesando. Debido a la caída de sus ventas, la empresa solicitó ante el Ministerio de Trabajo la suspensión de actividades durante una semana.

Tras la caída de sus ventas en Argentina y Brasil,  Manufactura Pilar solicitó recientemente al Ministerio de Trabajo la suspensión de actividades durante una semana por mes, durante 90 días a partir de abril próximo.

Se trata de una situación que preocupa a los pobladores de Pilar, ya que una gran cantidad de familias trabaja en la emblemática empresa textil. Para abordar el tema, representantes del sindicato de Obreros y Empleados de Manufactura Pilar llegaron hasta Palacio de Gobierno, donde fueron recibidos por el vicepresidente, Hugo Velázquez, este lunes.

“Solamente el Gobierno nos puede solucionar nuestro problema de la falta de mercado, expresó Eumelio Núñez, secretario general del mencionado sindicato, tras finalizar la reunión.

Nuñez explicó que la crisis que atraviesan los países vecinos, Argentina y Brasil, terminaron repercutiendo en las ventas de la empresa, por lo que no están “vendiendo lo que tiene que vender”, subrayó.

Manifestó que el vicepresidente se comprometió a dialogar con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez sobre el tema. “Esperamos que nos den respuestas positivas”, añadió.

Los trabajadores solicitaron durante el encuentro, que al Ejecutivo la posibilidad de que la empresa pueda vender sus productos a los Ministerios, es decir “alguna contratación que pueda hacer el presidente para el Estado”, puntualizó.

Señaló finalmente que con una semana de cese laboral las familias pilarenses se verán seriamente afectadas, así como el departamento de Ñeembucú.

La empresa Manufactura de Pilar S.A. cuenta actualmente con un plantel de 865 personas, y tiene siete tiendas en Asunción, además de locales en Ciudad del Este, Encarnación, Santa Rita, Villarrica, Pilar y Coronel Oviedo), al igual que una tienda online; exporta a todos los países de la región.

La fábrica en Pilar, Ñeembucú, cuenta con 55.000m2 edificados, y equipos de tecnología avanzada para producir 15 millones de metros lineales de tejido anualmente.

Se estima que entre el personal de la planta, los comités de agricultores, proveedores locales, confeccionistas, contratistas, camioneros y transportistas que trabajan directamente con la fábrica, genera unos 2.000 puestos de trabajo de forma directa e indirectamente.

Compartí: