El llamamiento del presidente de Francia, Emmanuel Macron, a los líderes del mundo para firmar un pacto de defensa del medioambiente que no sea "solo de palabra" acaparó hoy la atención de la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4).


En una comparecencia ante el plenario de la Asamblea, que se celebra esta semana en Nairobi, Macron instó a todos los mandatarios del planeta a firmar un acuerdo por el medioambiente para “pasar a la acción, una acción en la que deben estar todos gobernantes, sociedad civil, empresarios y oenegés”.

“No podemos quedarnos en los pactos de palabra, hay que actuar”, subrayó el presidente francés, ante una sala llena a rebosar en el complejo de la ONU en el barrio de Gigiri, en el norte de la capital de Kenia.

“No podemos decir -insistió- que nuestra generación no sabía las consecuencias de la destrucción de la naturaleza, la biodiversidad y los ecosistemas”.

A su juicio, habría que llegar a “un pacto que cumpla jurídicamente, que sea una declaración no solo de palabra sino con un compromiso serio, con unos plazos de cumplimiento, porque la biosfera y la humanidad no pueden esperar”.

“Tenemos los informes científicos y conocemos lo que está pasando, nos hemos movilizado, pero no estamos haciendo lo suficiente, debemos pasar a la acción”, apuntó Macron, criticado hoy por varias organizaciones ecologistas de su país que le reprochan el incumplimiento de los acuerdos de cambio climático.

“Debemos definir el trabajo y completarlo para implementar la movilización”, sostuvo de forma enérgica, y aseguró que no debemos “bajar la guardia en la reducción de emisiones”, sino encontrar “soluciones concretas” con la movilización de todos los sectores sociales y presentar resultados en la próxima reunión de cambio climático (COP25), que se celebrará en Chile a finales de año.

“Bienvenidos a la limpieza general”, clamó el mandatario, al exigir “la implicación de todos para reducir emisiones, buscar una transformación general con financiación general y masiva”.

Francia acoge este año la cumbre del G-7 (grupo de las siete economías más avanzadas del mundo), en la que se concretarán acciones para la financiación de la lucha contra el cambio climático, “con acciones concretas y eficaces”, adelantó Macron.

En un foro que contó únicamente con la presencia de Macron como presidente de un país occidental, en las sesiones de hoy participaron también los jefes de Estado de Kenia, Uhuru Kenyatta; Madagascar, Andry Rajoelina; República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi; y Sri Lanka, Maithripala Sirisena.

“El impacto del cambio climático en el mundo no debe subestimarse. Por eso, debemos unirnos todos para enfrentar este desafía que amenaza nuestros sustentos”, dijo Kenyatta, anfitrión de la Asamblea.

En una jornada que contó con la asistencia de tres presidentes africanos, el continente recibió buenas noticias del Banco Mundial (BM) para velar por el medioambiente.

Así, la presidenta interina del BM, Kristalina Georgieva, anunció grandes inversiones porque, a pesar de que África solo produce el 4 % de emisiones a la atmósfera, el 35 % de la población sufre las más severas consecuencias del cambio climático y el impacto en el suelo tiene tientes “dramáticos” por la sequía.

“Nuestro compromiso es redoblar la lucha contra el cambio climático”, aseguró la presidenta, por lo que en los próximos cinco el BM destinará “más de 12.000 millones de dólares en proyectos de resiliencia y adaptación al cambio climático, así como en programas de agricultura inteligente, más productiva”.

Asimismo, está prevista la creación de “un observatorio de agricultura”, agregó Georgieva, ya que “debemos ayudar a la naturaleza para ayudarnos a nosotros mismos”, por lo que se prevé la reforestación de 60 millones de hectáreas y la restauración de manglares.

Para apoyar estos programas, la presidenta en funciones del organismo multilateral dijo que se pondrá en contacto con la presidenta del Fondo Monetario Internacional(FMI), Christine Lagarde, para el “fomento de bonos verdes” destinados a la reforestación.

Igualmente, se promoverá la pesca sostenible, la construcción de ciudades sostenibles y resilientes y se apoyará la innovación y la investigación para fomentar la productividad.

“Tengo la esperanza -aseveró- de que los hombres y especialmente las mujeres de África sean los custodios de nuestro bello planeta”.

Al margen de la temática medioambiental, todos los mandatarios expresaron también hoy su pesar por las víctimas del accidente de Ethiopian Airlines en el que fallecieron 157 personas de más de treinta nacionalidades al estrellarse un avión el pasado domingo al despegar de Adís Abeba con dirección a Nairobi.

Fuente: EFE

Compartí: