Descargar el Audio

Pedro Britos, viceministro de Transporte, estuvo en “El salón de los pasos perdidos”, para hablar sobre los problemas en el servicio de transporte, y las soluciones a largo plazo para mejorar la calidad de vida de las personas ante la posibilidad de ejecutar los proyectos como el tren de cercanía y el metrobús. No obstante, infraestructura y la falta de alcantarillado, son grandes factores que impiden el desarrollo.


“El servicio de transporte, estamos en un 90%, nos falta un 10% para que colapse el sistema en general. Con esta lluvia se paralizan varias ciudades. Hoy somos prisioneros del tráfico que tenemos. Hoy la gente que se levanta a las 3 de la mañana para llegar a su trabajo”. expresó el viceministro de Transporte.

Sin embargo, dijo que no solo es necesario analizar el transporte público en cuanto a la calidad de buses, sino analizar los grandes problemas de infraestructura sobre la falta de accesos al área metropolitana, la falta de alcantarillados causante de las inundaciones que generan un colapso en la diferentes ciudades de central, son factores que dificultan la circulación.

En cuanto a las alternativas de transporte público, señaló que el metrobús es bueno para el sistema, pero que hubo inconvenientes de infraestructura, por lo que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), tomó la decisión de hacer estudios para darle una solución definitiva con alcantarillados en las zonas de los tramos.

Para el proyecto del tren de cercanía que conectaría en un primer tramo las ciudad de Asunción y Luque, seis empresas se presentaron interesados en participar en la ejecución del proyecto. No obstante, varios de los tramos tienen ocupaciones, por lo que la ley deberá garantizar las indemnizaciones correspondientes.

Mejorar el sistema de transporte, sería necesario la capacitación de los chóferes, tener un sistema de alerta en las paradas y cámaras para ayudar al monitoreo. Britos señaló que varias denuncias se realizan por la falta de rampas y paradas que no cuentan con refugios adecuados.

El billetaje electrónico es otro de los temas pendientes que ayudará a agilizar la movilización, seguridad y control de los pasajeros. El proyecto está en su quinta y última etapa en la que se verifica las tarjetas y validadores con el fin de poder realizar las pruebas de campo en un corredor exclusivo, así como también los puntos de recarga.

Por último, el teleférico un proyecto alternativo que también podría ser factible. Los responsables de la empresa encargada de su posible construcción, la austríaca Doppelmayr, ya han comenzado a reunirse con miembros del Congreso, del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), del Ministerio de Hacienda y de la Cancillería.

En caso de concretarse, desde la firma del contrato afirman que en 18 meses entregarían una línea completamente instalada.

Compartí: