El ministro de Hacienda, Benigno López, aseguró este martes en una entrevista con Efe que el caso del cambista brasileño Darío Messer, buscado por operaciones de lavado de dinero, no afectará a la evaluación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) a la que se someterá el país.


Los miembros de GAFI examinarán a lo largo de 2019 y parte de 2020 la efectividad de la legislación y de las instituciones paraguayas en el combate contra los delitos financieros, contrabando o corrupción durante los últimos años.

“El caso Messer va a ser uno de los temas que vamos a tener que explicar y a mí no me preocupa”, afirmó López, preguntado por las debilidades del sistema financiero paraguayo que han quedado expuestas con actividades del brasileño.

De hecho, el ministro se mostró más preocupado por los casos “de los que nadie sabe nada”, que por el de Messer, en que el existe “una investigación y un proceso”.

López también sostuvo que desconocía el contenido del informe preliminar de la comisión bicameral del Congreso que investiga las actividades de Messer en Paraguay.

En ese documento, los miembros de la Comisión concluyeron que el cambista recibió apoyo político desde distintos sectores para cubrir sus operaciones en el país.

Las pesquisas legislativas sobre el caso Messer también salpicaron al expresidente Horacio Cartes (2013-2018), cuyo nombre apareció durante la comparecencia de una exfuncionaria de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Senabico).

La funcionaria aludió a la existencia de un informe de la Secretaría, con fecha de 2017, en el que se afirmaban “supuestos vínculos comerciales” entre Messer y el exmandatario, aunque el documento no se presentó ante la Fiscalía hasta 2018.

Este punto tampoco alarma a López de cara a la evaluación GAFI, ya que, hasta el momento, no se ha demostrado la protección de Cartes a Messer.

“Tampoco me preocupa (Cartes). Si estuviera implicado, me preocuparía, pero el ‘puede’ (estar involucrado) es un supuesto que no entra en mi análisis”, zanjó el titular de Hacienda.

Esta no será la primera vez que López se enfrente a una evaluación de GAFI puesto que él encabezó, entre 2008 y 2012, el proceso de salida de la Lista Gris, en la que Paraguay entró por sus debilidades en la lucha y prevención del lavado de dinero.

Sin embargo, en esta ocasión no encuentra analogías con la situación de entonces y cree que Paraguay está “trabajando mucho e intensamente” por cumplir con las recomendaciones de GAFI.

“Existe una coordinación entre todos los órganos del Estado que creo que es clave, van a dar fe de que Paraguay va a tener una evaluación adecuada cuando toque”, explicó el ministro.

Para demostrar que está a la altura de las nuevas recomendaciones, el Gobierno presentó a finales del año pasado un paquete de 12 medidas enfocadas a adecuar el país a los estándares de GAFI, aunque debido al receso parlamentario todavía no se han tratado.

Uno de esos proyectos alude a la financiación del terrorismo, que si bien ya está tipificado en el Código Penal paraguayo, exige ahora una actualización.

“No es que estén financiando el terrorismo en Paraguay. El sistema tiene que ser tan sofisticado que tiene que evitar que tu jurisdicción sea una base para financiar el terrorismo en otro lugar y como son montos pequeños es más difícil el control”, señaló.

López espera que el Congreso haya dado el visto bueno a esta batería legislativa para cuando lleguen los evaluadores.

Confiado en “lo que hizo Paraguay en los últimos diez años”, López descartó llegar a la Lista Gris y recordó que ese es el último paso, al que le preceden una serie de indicaciones para evitar esa situación.

“Identifican tus debilidades, te dan plazos para arreglarlas y, si no lo haces en ese plazo, ahí recién te vas a la lista de no cooperante, pero yo no creo que vayamos a llegar a eso”, aseguró López.

El informe definitivo se conocerá el 3 de diciembre de 2020, pero en este tiempo Paraguay deberá completar y presentar documentos a GAFI, así como atender la visita de los evaluadores, cuya llegada está prevista para marzo o abril del próximo año.

EFE

Compartí: