El Instituto Nacional del Indígena (Indi) de Paraguay selló este jueves un acuerdo con los representantes de la comunidad indígena ayoreo totobiegosode por el que les restituye 18.000 hectáreas de terreno, en la zona norte del país, donde algunos miembros de ese pueblo viven en aislamiento.


El acuerdo fue firmado este jueves en la sede de la Vicepresidencia y en el acto, el vicepresidente del país, Hugo Velázquez, destacó que el objetivo del acuerdo es contribuir para “preservar la cultura, costumbres y tradición de nuestros nativos”, según informó la agencia local IP.

El acuerdo, calificado de “amistoso” por Velázquez, fue alcanzado tras 18 años de negociaciones entre el Estado paraguayo y la Organización Payipie Ichadie Totobiegosode (OPIT) y devuelve “legalmente” a la comunidad Aocojadi, perteneciente a la etnia ayoreo, su tierra ancestral, según dijo la fuente.

El pueblo ayoreo es una de las veinte comunidades indígenas que viven en Paraguay y que representan menos del 2 % de la población total del país, que supera los 7 millones de habitantes.

Sus integrantes reivindican, desde hace más de dos décadas, que les sea devuelto su territorio ancestral, que estiman en una extensión de unas 600.000 hectáreas, en la zona norte del Chaco paraguayo, fronterizo con Bolivia.

Hasta la fecha habían conseguido la restitución legal y la protección de cerca de 120.000 hectáreas de bosque ubicadas en esa región, aunque continúan movilizándose para recuperar el resto del que consideran su territorio, mediante concentraciones y el corte de rutas en la zona norte del país, según reconoce la propia OPIT.

Un grupo de ayoreos vive en estado de aislamiento voluntario en zonas fronterizas entre Paraguay y Bolivia y conforma uno de los últimos pueblos aborígenes no contactados de América del Sur, fuera de la Amazonía. EFE

Compartí: