El volante Miguel Ángel Almirón, actualmente en el inglés Newcastle United, alabó este jueves el juego de bloque como principal característica de la selección de Paraguay, que el viernes se enfrentará a Perú en amistoso en Estados Unidos, al señalar que no tienen "un Messi ni un Cristiano".


“La selección (de Paraguay) se caracteriza más por eso, por el grupo, por la unidad que hay, nosotros no tenemos un Messi ni un Cristiano, creo que somos más fuertes cuando estamos muy bien como grupo”, dijo Almirón desde Nueva Jersey, donde la Albirroja se prepara para ese amistoso y el siguiente contra México.

En ese sentido, Almirón señaló que ese perfil de la selección se está intensificando en el periodo abierto con la llegada del argentino Eduardo Berizzo, que en febrero reemplazó como seleccionador al colombiano Juan Carlos Osorio.

“El entrenador desde un comienzo nos pidió que seamos intensos en la presión, en la marca, también al atacar (..) Tenemos jugadores muy buenos y eso se hace más fácil dentro del campo de juego”, dijo Almirón, citado por la Asociación Paraguaya de Fútbol.

Perú será el primer reto de Berizzo como técnico de Paraguay.

Se trata, a juicio de Almirón, de una selección que hay que respetar dada su trayectoria, tras un digno papel en el pasado Mundial de Rusia.

“Perú viene de jugar un Mundial. Tiene un equipo muy bueno. Trataremos de hacer nosotros nuestro juego y hacer un buen partido”, recalcó el volante.

En la misma línea se pronunció el defensa paraguayo Junior Alonso, en las filas del argentino Boca Juniors, quien también elogió a Perú y reconoció la dificultad que entraña el amistoso.

“Ha clasificado al Mundial por todo el trabajo que ha hecho, sabemos que no va a ser fácil, son jugadores que se conocen hace bastante tiempo. No va a ser fácil, es un rival al que respetamos”, dijo Alonso, también citado por la APF.

La selección paraguaya jugará en territorio estadounidense contra Perú el 22 de marzo y México, el día 26.

Los dos amistosos son los primeros desafíos de Berizzo con la Albirroja, quien llegó el 22 de febrero tras la renuncia de Osorio, quien adujo motivos familiares.

Sus retos pasan por llegar a lo más alto a la Albirroja en la próxima Copa América, en Brasil, y llevar a la selección al Mundial de Catar 2022, tras las dos últimas ausencias mundialistas.EFE

Compartí: