El Ministerio de Salud de Perú analiza la salud de 110 niños de un colegio donde una investigación particular reveló que 60 de 80 escolares presentaban elevados niveles de metales pesados en el organismo como el arsénico y el cadmio.


La escuela, llamada Vidal Herrera, está en el caserío de Yacango, que se encuentra en el municipio de Torata, perteneciente a la sureña región de Moquegua.

Hasta allí se desplazó una brigada de 80 especialistas del Ministerio de Salud para evaluar el estado de salud de los niños y analizar el agua, tierra, aire y alimentos de la zona.

La misión, liderada por las ministras de Salud, Zulema Tomás, y de Ambiente, Lucía Ruiz, brindó a los niños y a sus familiares atención médica en las especialidades de pediatría, medicina interna, dermatología, psicología, salud mental y nutrición.

“Nuestra presencia apenas se conoció esta situación ha sido inmediata. El presidente (Martín Vizcarra) estuvo hace dos días en Ilo y ha expresado su preocupación sobre el tema”, explicó Tomás.

“Esa es la razón por la que viajamos personalmente a Torata. Además de ser ministras del Gobierno somos mujeres y madres de familia y entendemos claramente la preocupación”, agregó.

Por su parte, la ministra Ruiz indicó que los análisis permitirán conocer si los puntos de donde viene la provisión de agua para esa jurisdicción emanan de aguas subterráneas.

Las ministras también inspeccionaron la planta de tratamiento de agua de Torata conjuntamente las autoridades locales. “Ahora debemos preocuparnos por cómo dar agua segura a la población”, apuntó Ruiz.

La presencia de altos niveles de arsénico y cadmio en los niños de Torata fue revelada en una investigación realizada el año pasado por el médico Omar Trujillo como parte de una tesis doctoral cuyas muestras fueron analizadas por el Instituto Nacional de Salud, según reportaron medios locales.

Los resultados revelaron que 60 de los 80 niños de 6 a 12 años a los que se les tomaron muestras de orina tenían niveles por encima de lo recomendado.

Algunos de los niños presentaban 363 microgramos por litro de sangre cuando el límite permisible es de 20 microgramos por litro de sangre.

Según la Defensoría, casi 9.000 personas están expuestas en Perú a contaminarse por metales pesados, principalmente por los residuos de industrias extractivas, por lo que demanda al Gobierno una política nacional para la atención integral de estos casos.

En julio del año pasado, Amnistía Internacional entregó al Ministerio de Salud una petición firmada por cerca de 32.000 personas para que atienda a las comunidades indígenas y rurales contaminadas con metales pesados procedentes de los residuos de la minería y de derrames de petróleo.

Fuente: EFE

Compartí: