Con una serie de regulaciones propuestas por el Gobierno Nacional pretenden mejorar los índices de competitividad de Paraguay, en el ranking Doing Business del Banco Mundial.


De un total de 190 países, a la fecha nos encontramos en el puesto 113, y con esta serie de leyes y acciones a ejecutar, desde el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), indican que la meta es colocarnos en el puesto 90 en un plazo de 4 años. Esto sería avanzar unos 23 puestos en el ranking internacional.

“Estamos presentando un primer paquete de leyes que busca mejorar el clima de negocios de Paraguay. Esto no solo se da con su aprobación, sino que se concentra en la aplicación de las normativas establecidas, por eso nos pusimos ese plazo de 4 años”, explicó Isaac Godoy, viceministro de Mipymes del MIC.

La primera ley es la de “Empresas por Acciones Simplificadas”, que consiste en que mediante una nueva personería jurídica se abrirán empresas con métodos simplificados, en procesos ágiles de 24 horas de duración y sin costo.

“Esto va a ayudar a los emprendedores a formalizar sus proyectos de forma ágil, y captar socios en sus emprendimientos, especialmente aquellos que tienen un foco tecnológico, que se encuentra en pleno auge”, aseguró.

La segunda ley guarda relación con las “Garantías Mobiliarias”, que busca facilitar el acceso al crédito de las Mipymes, instándolas a que ofrezcan bienes muebles tales como maquinarias, equipos, vehículos u otros ítems, para que puedan ser ofrecidas como garantía al sistema financiero para la obtención de los montos requeridos.

“Se establece un registro sencillo de garantía mobiliaria, gratis, online también, y reitero, que el objetivo es que las empresas sin garantías de bienes inmuebles puedan acceder a estos créditos necesarios para cumplir con sus objetivos trazados”, acotó.

La tercera ley es la “De Quiebra”, que moderniza el sistema de quiebra que se tiene desde 1969, que facilitará un esquema ágil de tratamiento de insolvencia de las empresas, permitiendo que antes de ir a una quiebra, se pueda realizar una negociación para tener una última oportunidad de salvar las operaciones, y no cerrar definitivamente como primer paso.

“Esto protege el empleo, ya que permite seguir operando mientras se trata la situación. Con esto se sigue pagando salarios, a proveedores, y no llegar a la liquidación como primera instancia”, recalcó.

Formalización
“Sin duda, la informalidad es el principal desafío que tiene el segmento de mipymes en Paraguay. El sector público tiene el compromiso de simplificar los trámites, facilitando de esta manera, el proceso de formalización”, reconoció.

Además, afirmó: “A las mipymes no hay que combatirlas, hay que convertirlas, y para que sean formales tenemos la obligación de ofrecerles trámites ágiles, sencillos, en línea y gratuitos”, sostuvo.

Instituciones
En este paquete de tres leyes estuvieron trabajando equipos especializados del Ministerio de Industria y Comercio, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Justicia, Unidad de Gestión de la Presidencia de la República y el Banco Central del Paraguay.

Compartí: