Descargar el Audio

El presidente de la ANR, Pedro Alliana retornó al país tras 92 días de internación en el Hospital Sirio Libanés de Brasil tras verse afectado por leucemia. El diputado se mostró con fuerza y con ganas de seguir adelante. "Ganamos varias batallas pero todavía no ganamos la guerra, estoy cerca de contar esto como una anécdota, fue una prueba muy grande de Dios", resaltó.


La lucha contra la Leucemia

“Tuve cuatro sesiones de quimioterapia al llegar, luego dos más y me falta una que será a principios de abril. Tuve un infarto del miocardio con once días de terapia intensiva, me aplicaron un sten y problemas por la quimioterapia como una infección grave en el oído. Estuve con las defensas y las plaquetas muy bajas, fue una leucemia muy agresiva. Pero según los médicos, vine a Paraguay curado de la leucemia y me dijeron que probablemente no necesite trasplante de médula ósea. Cada dos o tres meses debo viajar para los controles”, refirió.

Labores como legislador nacional

“Estoy con ganas de compartir con la familia, estuve 92 días alejado de mis tres hijos pequeños, a los que vi muy poco pero mañana voy a ir a la Cámara, asistiré a hacer cosas que no requieran mucho esfuerzo. Tengo muchas restricciones médicas, no debo estar en lugares muy concurridos, pero sé todo lo ocurrido en Paraguay, al principio me quitaron el celular e internet pero mi familia me informaba, después ya leía las publicaciones de lo que ocurría acá”, contó.

La decisión de la Convención Colorada

“Considero que es un retroceso, no debemos cerrar las puertas a los jóvenes. La antigüedad no es sinónimo de ser buen colorado o buen paraguayo. Para mí es una decisión muy desacertada. Es una opinión personal mía”, afirmó.

Compartí: