El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, reafirmó su compromiso para la disminución de la incidencia de cáncer, mediante el fortalecimiento de los servicios de prevención y la capacitación de especialistas en el tratamiento de las lesiones precursoras de la enfermedad.


“El cáncer cervicouterino tiene alta incidencia. Cada día, tres mujeres son diagnosticadas y al menos la mitad de ella fallecen”, expresó el Ministro de Salud con respecto a las cifras que se manejan desde la cartera sanitaria, durante el acto de conmemoración de esta fecha en el Instituto Nacional del Cáncer (Incan).

El secretario reafirmó en la oportunidad sus acciones en pos de la reducción del 30 por ciento de los casos y muertes por cáncer cervicouterino, para el 2030. Actualmente, tres mujeres son diagnosticadas con esta enfermedad, por día y el 50 por ciento de este grupo fallece.

De esta forma el Ministerio de Salud Pública apunta a un diagnostico precoz y cambiar la mentalidad de la gente.

Los especialistas recuerdan que el cáncer de cuello uterino es una patología totalmente prevenible y curable cuando es detectada en forma temprana, por ello se insta a todas las mujeres a realizarse su control de Papa Nicolau anual.

Se trata de un examen sencillo, indoloro, es gratuito en todos los centros de salud, puestos de salud y hospitales dependientes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y permite detectar lesiones precursoras del Cáncer de Cuello Uterino, tratarlas tempranamente y así salvar muchas vidas.

Cabe destacar que existe la Ley N° 3.803/09 otorga dos días laborales libres y remunerado para que las mujeres que se desempeñan en el sector público o privado puedan acceder a realizarse el examen de Papanicolaou (Pap) para prevenir el cáncer de cuello uterino.

Igualmente, se debe aplicar la vacuna VPH en la franja comprendida a niñas de 9 a 11 años en edad escolar a los efectos de prevenir las lesiones precursoras de la enfermedad.

Fuente: Agencia IP

Compartí: