Descargar el Audio

Ante la movilización de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) de este miércoles, el ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, afirmó que el gobierno siempre ha demostrado su voluntad de diálogo y de establecer una agenda de trabajo con objetivos “realizables”.


“Nosotros queremos solucionar el problema de fondo, porque solucionar todos los problemas que tenemos en el país va a ser imposible, tenemos que reconocer eso”, dijo el ministro, evaluando los pedidos de los campesinos hoy movilizados.

Señaló que este Ejecutivo ha demostrado su buena predisposición para dialogar y estructurar con los sectores campesinos avances a corto, mediano y largo plazo. “Estamos abiertos a conversar, no solamente en este momento de marcha sino que ya lo hemos demostrado desde el año pasado en que nos veníamos reuniendo con gran parte de las organizaciones sociales”, dijo.

Señaló que puntualmente el tema de la tierra, una de las reivindicaciones de la CNI, es una deuda histórica del Estado sobre el cual el presidente de la República pidió tener una atención especial.

“Por eso hace un mes se estuvo entregando 500 títulos y hoy se tienen nuevamente otros 200”, dijo el ministro al tiempo de reconocer que esto no es suficiente para resolver la compleja problemática de la tierra. “Venimos arrastrando problemas de colonias campesinas desde hace 40 años atrás; tenemos 1.200 colonias en el país”, precisó.

En cuanto al planteamiento para subsidiar deudas del sector campesino, Lichi señaló que el gobierno plantea entregar créditos más flexibles, a más bajos costos de interés y a más largo plazo para ayudar realmente al pequeño productor pero que no está dispuesto a subsidiar o condonar deudas.

“También podríamos hacer compra y reestructuración de deudas pero no estamos de acuerdo con el subsidio o la condonación de deudas porque muchas de las deudas son por adquisición de electrodomésticos que no podemos hacernos cargo”, indicó. “Nuestro norte en este gobierno es apoyarlo al que quiere trabajar, el subsidio no está en nuestra agenda”, acotó.

Finalmente, el ministro refirió que este Gobierno se ha sentado en mesas de trabajo con el 85% de las organizaciones sociales, pero que existe un 15% que “no quiere dialogar”.

“A la CNI -que realiza hoy la marcha- le hemos invitado para que forme parte de esa mesa de diálogo donde vamos a construir una agenda realizable”, sostuvo el ministro.

Entre las reivindicaciones de la CNI se encuentran  la solución a los problemas de la tierra, las deudas de los agricultores dedicadas a la agricultura familiar campesina, la reactivación económica productiva, la administración de la justicia vinculado a los problemas sociales del campo, la atención a las iniciativas legislativa del sector rural orientada a la agricultura familiar campesina y cambios en la política hacia los pueblos indígenas.

Fuente: Agencia IP

Compartí: