Hoy 30 de Marzo se celebra el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar desde 1988, cuando se realizó en Colombia el primer Congreso de Trabajadoras del Hogar, donde se conformó la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar (COLATRAHO) y se decidió nombrar un día conmemorativo y de reivindicación de los derechos de este sector.


En Paraguay, actualmente hay tres sindicatos del sector que activan por los derechos a la igualdad salarial: 1) Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay- Légitimo (Sintradop-L) creado en 1989 a partir de la Asociación de Empleadas Domésticas (ADED), nacida en 1985 en plena dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989),la palabra Legitimo se añadió al nombre desde un conflicto de registros con la Central Nacional de Trabajadores(CNT) que quedó con el nombre inicial 2)  Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa(SINTRADI), creado en 2012 al sur del Paraguay 3)  Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay (Sintradespy), el  más nuevo de los tres sindicatos que tiene su antecedente como asociación ADESP y cuyas referentes son en su mayoría del barrio Chacarita de Asunción.

El 30 de marzo del 2016, tras varias visitas al Congreso, las tres organizaciones reunidas bajo el slogan “Igual Valor, Iguales Derechos” con el apoyo del Centro de Documentación y Estudios (CDE) lograron que senadores y senadoras de diferentes sectores tradicionales y no tradicionales firmaran el proyecto de modificación del artículo 10 de la Ley 5407/2015. Esa ley la habían conseguido ellas mismas, pero cuando fue aprobada en el año 2015, los parlamentarios cambiaron partes de la propuesta y aprobaron el artículo 10 que mantuvo la discriminación sobre el salario. Esta vez el proyecto era de una sola página: el Congreso debía modificar el artículo 10 donde dice que el salario mínimo para los trabajadores domésticos es el 60% del salario mínimo legal para los demás trabajadores y trabajadoras.

En junio de 2018, la Cámara de Senadores aprobó por unanimidad la modificación apoyando la igualdad salarial, pero en octubre de ese mismo año, la  Cámara de Diputados que actuó como revisora, modificó esa decisión aprobando un aumento de solo el 70%. El proyecto volvió al Senado.

El jueves 14 de marzo del 2019 el proyecto de ley original  quedó ratificado por unanimidad. Se se necesitaban 23 votos de los 40 senadores. En el momento de la votación estaban presentes 26 congresistas, hubo 26 votos por la ratificación de la igualdad.

Actualmente, el proyecto se encuentra en la instancia de la Cámara de Diputados que necesitará 53 votos en el transcurso de los 90 días próximos para volver a modificar la ley. “Nosotras trabajaremos para que los diputados esta vez nos apoyen. Argumentos económicos sacan para seguir discriminándonos, pero este es tercer sector que más mujeres emplea en el país y cuando en 2015 se aprobó la nueva ley también nos dijeron que nos quedaríamos sin trabajo, pero los datos dicen que el trabajo doméstico aumentó y aumentó porque se dignificó más. A lo mejor, las instituciones necesitan mejorar para que sea más fácil inscribir al IPS, o controlar un montón de cosas, pero al menos, muchas personas pueden decir que trabajan 8 horas ahora”, dijo Marciana Santander, del Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay (Sintradespy).

LOS ARGUMENTOS EN CONTRA Y EL IPS

El Instituto de Previsión Social (IPS) argumenta que la equiparación salarial disminuiría aún más el registro en el Instituto de Previsión Social (IPS) porque cuando aumentó el salario de 40 a 60% salieron 10.000 inscriptas debido al aumento de lo que debe aportarse al IPS.  Según el Observatorio de Igualdad y no Discriminación, esta disminución se dio porque antes de la ley del 2015 sólo se contemplaba la atención en salud en IPS y una persona podía asegurar por 50 mil guaraníes a su madre, a su vecina, por ese monto. Sin embargo, al incluirse la jubilación, el monto para sostener a una persona en el sistema de previsión ascendió a 323.000 (Trescientos veintitrés mil guaraníes) “Esto sacó del sistema a quienes estaban inscriptos/as como trabajadoras domésticas sin serlo”

“Lo que no dice el IPS es que recién en 2009, durante el gobierno de Lugo,  las trabajadoras domésticas de interior pudieron acceder al IPS.  Resolución Nº 089-012/09 del Instituto de Previsión Social (IPS) Por la que se extiende el seguro social obligatorio del personal del servicio doméstico a todo el territorio nacional y se establece su reglamento de aplicación de 11 de setiembre de 2009. Anteriormente sólo las trabajadoras domésticas de Asunción podían tener IPS, entonces, nos sorprende que ahora para negarnos el derecho a la igualdad salarial salgan a decir que se preocupan que no estaremos en IPS”, dijo Celina Barrios del Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay.

VOLANTEADA EN LA COSTANERA

El Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay (Sintradespy) realizará este sábado una volanteada desde las 15:30 una volanteada en la Costanera de Asunción. Buscan explicar a la ciudadanía que sólo si se valora el trabajo de las domésticas se puede combatir la desigualdad. “Las trabajadoras domésticas también tenemos familia. ¿Quién puede vivir con menos del salario mínimo? El salario mínimo se calcula de acuerdo a la canasta básica familiar y estamos dispuestas a negociar el trabajo por día o por hora, que ya está en la Ley 5407 y sólo se trata de aplicar”, dijo Marciana Santander

Compartí: