Los integrantes de la Comisión Bicameral de Investigación sobre lavado de dinero y delitos conexos, atribuidos al señor Darío Messer y sus asociados, presentaron esta mañana el informe final del trabajo realizado. La presentación se realizó en conferencia de prensa, encabezada por el titular de la Comisión, senador Rofolfo Friedmann, acompañado por sus colegas Jorge Querey (relator) y Hugo Richer.


La jornada comenzó con las palabras del senador Hugo Richer, líder de bancada del Frente Guasu, comentó que fue su bancada la que propuso crear la Comisión de Investigación del caso Messer, en mayo del 2018. “Fue una voluntad política del Frente Guasu”, manifestó el legislador.

Luego, el senador Rodolfo Friedmann, indicó que la Comisión Bicameral estuvo conformada por representantes de diferentes partidos políticos “con un trabajo excelente, y el costo monetario, fue ínfimo, púes solo tuvimos que contratar a un abogado externo, por tres meses, a quien se le pagó el salarió mínimo”, reconoció.

A continuación, el senador Jorge Querey, explicó en que “esta Comisión Bicameral de Investigación establecida conforme a lo que dispone la Constitución Nacional en su art. 195 y su Ley reglamentaria N° 137/93, ha realizado investigaciones y diligencias, cumpliendo el mandato de ambas Cámaras del Congreso Nacional, fundadas en las atribuciones y competencias otorgadas por la Constitución y las Leyes, se basaron en pedidos de informes a instituciones públicas y privadas, como también fueron llamadas a comparecencias para declaración informativa, 18 personas”.

El parlamentario hizo un relato del inicio de las investigaciones y explicó que “para entender los hechos investigados se requiere de una exhaustiva comprensión de las causales que en el Brasil llevaron a sus autoridades a solicitar la captura internacional del señor Darío Messer, por Asociación criminal, lavado de dinero, y otros delitos. La conexión paraguaya se constituye como parte de una red internacional articulada para la comisión de los delitos arriba enunciados, según constan en los extensos documentos del Ministerio Público Federal.

Siguió relatando que Darío Messer trabajaba para el grupo delictivo dirigido por el exgobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, preso por prácticas de diferentes crímenes, entre ellos evasión de divisas, lavado de dinero y corrupción contra el sistema financiero del Brasil.

Según relato de los colaboradores, Marcelo y Renato Chebar, a partir de 2007, aumentaron de forma exorbitante las propinas recibidas por Sergio Cabral, y ahí la organización criminal contrató los servicios de otros doleiros (cambistas que operan en el mercado paralelo de cambio de divisas del sistema financiero legal del Brasil) a saber Vinicius Claret conocido como “Juca” y Claudio Barboza, conocido como “Tony”.

Darío Messer fue el responsable de dar cobertura a las operaciones de Vinicius Claret y Claudio Barboza y recibía el 60 por ciento de las ganancias. En una declaración premiada ante el Ministerio Público del Brasil, Claret y Barboza delataron a Darío Messer y develaron cómo funcionaba el esquema y que movió cerca de USD 1.600 millones, involucrando a más de 3.000 cuentas offshores en 52 países, y crearon el Banco EVG entre 2007 y 2008 en Antigua y Barbuda. Para esto desarrollaron un sistema en red done movían y acreditaban el dinero de origen dudoso, denominado ST y Bankdrop. Con esto compensaban desde diferentes cuentas alrededor del mundo devolviendo con esto el dinero “lavado” y legalizado, o depositado en cuentas especiales en paraísos fiscales, indica el documento.

Por otro lado, en su informe, el senador Querey, explica que “En Paraguay, según César Monti, Darío Messer empezó a operar en 1989 y fue socio fundador de Cambios Amambay, empresa que tres años después se convertiría en el Banco Amambay, cuyo accionista mayoritario era Ramón Telmo Cartes, padre del Expresidente Horacio Cartes. Sin poder acceder al descargo del Sr. Horacio Cartes, el citado Sr. César Monti afirmaba que el Gerente era el Sr. Horacio, y fue quien trajo la escritura donde Darío Messer era el mayor aportante a la sociedad. Esta sería la primera referencia de la presencia de Darío Messer en Paraguay”.

Contó, asimismo, que “la CBI investigó y detectó como 11 empresas viculadas a Messer y sus allegados, pero no se ha visto avance de investigación en al ámbito de la justicia sobre incautaciones o decomisos de bienes de estas empresas”.

RECOMENDACIONES

“Consideramos también que el Ministerio Público tendrá que investigar a través de los medios con que cuenta, las instituciones y empresas que de una u otra forma operaron en la concreción del presunto hecho punible investigado y que son: Banco Nacional de Fomento, Banco BASA, Banco ITAU, Caso de Bolsa Puente, Casa de Cambios Yrendague, Empresa Tournon S.A., Empresas vinculadas a Newton Rodrigo Maran Salvatti y su esposa”, señaló el senador.

En su recomendación manifiesta el documento: “En conclusión a todo esto, además, tenemos la fragilidad de las instituciones de control al flagelo del Lavado de Dinero, por lo que recomendamos al Poder Ejecutivo un análisis profundo del tema, potenciar las instituciones con mayor y mejor capital humano, estudiar los presupuestos e incrementar en donde haya debilidad para evitar otros hechos similares que pudieran acontecer en el futuro y por sobre todas las cosas castigar a los funcionarios que se presten a estas maniobras que perjudican la imagen del país, la seguridad y consecuencias la economía de sus habitantes. El Poder Legislativo, además, deberá esclarecer los ajustes jurídicos necesarios para dotar de los instrumentos legales suficientes a la justicia para una actuación que castigue estos delitos y fortalezca el Estado de Derecho”.

Compartí: