La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) informó que más de 2.635 toneladas de marihuana fueron sacadas de circulación en el primer trimestre del 2019 mediante los operativos “Amambay I” y “Nueva Alianza XVIII encarados por agentes antidrogas y el apoyo de las fuerzas especiales.


La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) informó que más de 2.635 toneladas de marihuana fueron sacadas de circulación en el primer trimestre del 2019 mediante los operativos “Amambay I” y “Nueva Alianza XVIII encarados por agentes antidrogas y el apoyo de las fuerzas especiales.

El aumento de la capacidad operativa de la Senad hizo posible la incautación de marihuana lista para el consumo en estos tres primeros meses del año sea duplicada con relación al mismo periodo del 2018.

Más de 2.635.703 kilogramos de la droga ya fueron sacadas de circulación. Organizaciones del crimen tienen a las zonas de mayor concentración de cultivos como unas de sus principales fuentes de financiamiento, no obstante, las operaciones denominadas “Amambay I” y “Nueva Alianza XVIII” produjeron la destrucción de unas 767 hectáreas en consecuencia millonarios perjuicios.

En la cadena de producción, la marihuana lista o terminada constituye aquella que ha atravesado  todo el ciclo de procesamiento hasta convertirse en paquetes para su envío a los centros de consumo principalmente del Brasil y la Argentina.

En el primer trimestre del 2018 los decomisos alcanzaron a unos 101 mil kilos de la hierba, frente a los 244 mil kilos confiscados en el primer trimestre del 2019. Ello representa un salto cuantitativo y cualitativo del rendimiento operativo.

Las operaciones de erradicación de cultivos son aquellas que movilizan a parte de la dotación en recursos humanos y  logística  hasta los centros de cultivos de marihuana. Agentes de la Senad y miembros de las fuerzas especiales se internan en los bosques por espacios de tiempo que se extienden por varios días, jornadas que son aprovechadas para la destrucción de plantaciones, campamentos donde son almacenados los cargamentos.

En 2 operaciones realizadas este año, se llevan anuladas 797 hectáreas de cultivos de cannabis, equivalentes a más de 2 mil toneladas. Mientras que el año pasado en el mismo tramo se llevaban eliminadas unas 567 hectáreas.

A las incursiones a las zonas de cultivos se le sumaron intervenciones en rutas nacionales y minuciosas tareas de inteligencia. En total se sacaron de circulación un total de 2 millones 703 mil kilos de la droga en los primeros meses de este 2019.

Mientras que el brazo operativo continúa en la misión institucional de hacer cumplir las leyes, la Senad no está ajena a los debates que en la actualidad han cobrado fuerza en las comunidades científicas sobre el uso medicinal del cannabis, así como también se encuentra en la proyección de cultivos alternativos a la marihuana entendiendo la problemática que afecta a sectores importantes del campesinado ante la falta de opciones.

Fuente: Agencia IP

Compartí: