Washington ha sancionado a dos compañías que transportan el crudo venezolano desde el país sudamericano hasta su aliado del Caribe, así como contra los 34 buques de Petróleos de Venezuela


Mike Pence, vicepresidente de EEUU, aprovechó una reunión en Houston con estudiantes venezolanos para anunciar nuevas medidas contra la alianza petrolera entre Venezuela y Cuba. Washington ha sancionado a dos compañías que transportan el crudo venezolano desde el país sudamericano hasta su aliado del Caribe, así como contra los 34 buques que opera Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para tal cometido.

“El petróleo de Venezuela le pertenece al pueblo venezolano”, subrayó el vicepresidente de Donald Trump, quien hizo hincapié en que con esta medida tratan de pinchar el “salvavidas” que mantiene a flote a Nicolás Maduro. “Mientras los países normales exportan bienes, Cuba exporta la tiranía“, insistió Pence.

EEUU cumple así el decreto con la suspensión de suministro de petróleo a Cuba, que el Parlamento democrático venezolano aprobó el mes pasado, a los pocos días del primer colapso eléctrico nacional. “¡Vamos con todo! En coordinación con nuestros aliados ya estamos ejecutando medidas para impedir que el petróleo de los venezolanos siga desviándose hacia Cuba. Los usurpadores no seguirán robando nuestros recursos para sostener el modelo oscuro que nos trajo a esta tragedia”, ha señalado el presidente encargado, Juan Guaidó. Previamente, EEUU ya había actuado contra Citgo, la filial de Pdvsa en aquel país, congelando su capital e interviniendo sus otros activos.

La alianza entre el chavismo y el gobierno cubano es clave para el futuro de ambos, tanto como lo fue en las dos últimas décadas, desde que Hugo Chávez y Fidel Castro sellaron el acuerdo que ha marcado buena parte del destino de ambos países. Caracas envió durante casi dos décadas 100.000 barriles de petróleo al día y además pagó con dinero en efectivo el trabajo de miles de médicos, entrenadores deportivos y militares expertos en inteligencia. En la actualidad, fuentes del sector petrolero estiman que Cuba recibe entre 30.000 y 45.000 barriles por día y que incluso revende una parte a otros mercados.

El gobierno revolucionario dispuso gracias al petróleo de una cooperación militar que hoy ha calado en los principales estamentos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). “Señores de la FANB, ustedes saben la injerencia de Cuba en inteligencia y contrainteligencia. No vamos a seguir entonces financiando directamente la participación de cubanos para someter al Ejército”, insistió el líder opositor en marzo.

El Departamento del Tesoro de EEUU informó que el buque Despina Andriana, con sede en Liberia y operado por la compañía griega Proper In Management Incorporated, lideró los envíos de crudo a Cuba durante el desafío del Parlamento contra el chavismo de febrero y marzo. “Cuba sigue aprovechando y apoyando al régimen ilegítimo de Maduro a través de esquemas de petróleo por represión mientras intentan mantener a Mauro en el poder. EEUU sigue comprometido con una transición a la democracia en Venezuela y con responsabilizar al régimen cubano por su participación directa en la desaparición de Venezuela”, añadió Steven Mnunchin, secretario del Tesoro.

La incitativa estadounidense llega pocas horas después de que Elliot Abrams, delegado de Donald Trump para asuntos venezolanos, considerara “prematuro” que Guaidó invoque el artículo 187 de la Carta Magna venezolana, que según una parte de los expertos se puede usar para reclamar una intervención extranjera en el país. Los sectores más radicales de la oposición, que presionaban al presidente del Parlamento para que se lanzara a esa piscina sin agua, recibieron así un baño de agua helada desde Washington.

“La dictadura de La Habana es quien hoy secuestra la democracia en Venezuela, por eso hemos pedido la presión por parte del mundo libre. ¡Seguiremos hasta lograr el cambio!”, se congratuló Julio Borges, ex presidente del Parlamento y uno de los dirigentes opositores que señala al gobierno de Miguel Díaz-Canel de forma constante.

Compartí: