Según datos del Banco Central del Paraguay (BCP) las exportaciones bajo el régimen de maquila en el primer trimestre arrojaron un incremento de 11,5% en comparación al mismo periodo del 2018.


El valor de los envíos bajo este régimen es de US$ 138,5 millones y, a pesar de que el ritmo de crecimiento se redujo progresivamente, el sector maquila podría adquirir mayor relevancia en un escenario en el que materias primas importantes, como la soja y la carne, atraviesan por circunstancias desfavorables.

En lo que respecta a la soja y su baja en las exportaciones, Miguel Mora, jefe del Departamento de Estudios económicos del BCP, indicó que esto se debe a la merma de la producción correspondiente a la zafra 2018/2019, especialmente la soja en su estado natural. “La menor venta externa de los granos de soja y la soja en general se ve principalmente en el envío de materia prima. Por otro lado, el 30% que corresponde a la soja procesada no estuvo tan afectada”, agregó Mora.

Asimismo, Mora añadió que Paraguay posee actualmente menor oferta para la demanda mundial y que los precios internacionales no inciden de manera importante en la reducción de las exportaciones registradas. “El nivel de producción responde a un hecho climático, la sequía limitó el rendimiento y eso impacta al sector y lógicamente en las exportaciones”, apuntó Mora.

Entonces, ¿cuál es la opción? “Hoy aproximadamente el 80% de lo producido bajo régimen de maquila va a Brasil, entonces debería explotarse el 20% restante para adquirir mayor diversidad en los mercados y fortalecerse en Argentina, EE.UU., Centroamérica, Asia y Europa”, expresó Mora.

Mora consideró que el precio, la competitividad y la popularidad de las marcas son fundamentales para la industria maquiladora y, por ende, se debe continuar el trabajo de promoción realizado por el Gobierno.

Sector sojero

Por su parte, José Berea, presidente de la Cámara de Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) manifestó que los envíos de soja registrados hasta la fecha no son preocupantes. “La producción menor de soja es un factor con el que contábamos, esto empezará a sentirse en los embarques, pero la contracción de las exportaciones no llega a un punto alarmante”, sostuvo Berea.

Berea también resaltó que el menor envío de soja afecta al ingreso de divisas, a tal punto que Paraguay recibirá US$ 350 millones menos en comparación al 2018. “No se dará el derrame de divisas en el sector sojero y en la economía nacional. Esperamos que la soja zafriña –fuera de época– ayude a recuperar parte de lo que perdimos en el primer trimestre”, expresó Berea.

Argentina vuelve a la cancha

Otro de los jugadores importantes en la exportación paraguaya es el sector cárnico, que también tuvo menores resultados en los tres primeros meses del 2019, principalmente por la competencia vigente a nivel mundial.

“La reducción se relaciona con el menor hato ganadero que se da progresivamente, el ritmo de faenamiento que vimos en el país limitó la oferta, así como el precio internacional. En otros años, Argentina redujo bastante sus ventas externas, pero ahora está retomando de nuevo sus mercados”, argumentó Mora.

Según Mora, la carne argentina ingresa al mercado con un precio muy competitivo, por lo que la carne paraguaya pierde el terreno ganado durante los años en que Argentina empezó a concentrarse más en su mercado nacional.

Fuente: Info Negocios

Compartí: