La Secretaría Nacional de Cultura (SNC) y la Municipalidad de Asunción iniciaron este miércoles el recorrido de fiscalización por edificios históricos del centro histórico de la capital para conocer la situación de los patrimonios arquitectónicos de la ciudad.


Las acciones responden a la preocupación existente sobre el estado de ruina que se observa en algunos edificios protegidos por la Ley 5621/16 de Protección al Patrimonio Cultural y la Ordenanza 35/96 de la Municipalidad de Asunción.

La verificación se realiza in situ, en compañía de profesionales especializados del área e inicia con tres edificios que presentan más urgencia de salvaguarda: La Recova, la Casa Ligier y el Palacete Heyn.

Al respecto, el presidente de la Junta Municipal, Oscar Rodríguez, mencionó que buscan entablar comunicación con los propietarios para instarlos a cuidar y rescatar sus inmuebles “queremos aplicar la ley de protección de patrimonio cultural y denunciar para que los propietarios estén más alertas y presten atención a sus bienes patrimoniales”, indicó.

“Tenemos denuncias de vecinos sobre el estado de dejadez de varios edificios, estas visitas realizamos en el marco del proyecto que desarrollamos con la Fiscalía General para seguir casos de abandono del patrimonio edilicio de la ciudad, y luego realizar las denuncias correspondientes”, añadió.

Por su parte, el ministro de Cultura mencionó que el proyecto busca rescatar los edificios iniciando por los que ya cuentan con declaración de ser patrimonio edilicio histórico. “Hace tres meses hemos asumido con la Junta Municipal la misión de trabajar por la salvaguarda de las casas patrimoniales, primero identificando las que ya cuentan con una declaratoria de edificio histórico y que se encuentren en estado de deterioro bastante visible”, explicó.

Agregó que trabajarán en convenio con otras instituciones como el Instituto de Previsión Social y el Instituto Paraguayo de Artesanía. “Tendremos una reunión con el IPS que es propietario de viviendas de valor patrimonial y acuerdos de convenio entre SNC y IPA para dar uso a esas casas, entre ellas la de Serafina Dávalos, para su puesta en valor”, manifestó.

La Municipalidad y la SNC  ya han acordado con la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñónez, dar inicio al cumplimiento de la nueva Ley, respecto a la destrucción patrimonial de Asunción y la creación de una Unidad Fiscal Especializada que proteja el Patrimonio Cultural.

Sobre los edificios más deteriorados

La Recova, edificio ubicado en la esquina de la calle Colón con Pte. Franco, data del año 1862 y es una obra del constructor Arq. Alejandro Ravizza.

Tiene cinco propietarios particulares y 1 estatal: el Comando de la Armada, que ocupa la parte del edificio en la zona de Colón y Benjamín Constant, que se encuentra en buen estado de conservación.

No así las partes que corresponden a propietarios particulares: María Inés Sabe Bittar, Luis Alberto Palumbo Viola (ambos sin planos aprobados), y con planos aprobados: Sara Cegla, Julio Eduardo Sbetlier y Cecilia Benítez de Grassi). Estos tres últimos propietarios hacen uso de las exoneraciones correspondientes por cumplimiento de protección al patrimonio.

El uso original fue privado – estatal. Actualmente la propiedad estatal es ocupada como sede de la Capitanía General de Puertos. El uso de los locales privados es comercial-administrativo. La Recova funciona como Mercado de Artesanías.

Construido en el año 1862, constituye una de las últimas construcciones del periodo de gobierno de Don Carlos Antonio López. No se tienen datos certeros de la época en que se realizaron las segundas plantas y otras ampliaciones y las subdivisiones del terreno. Actualmente constituyen una sucesión de espacios comerciales y de oficinas asentados sobre siete fracciones de terreno, cada uno con su correspondiente cuenta catastral.

A primera vista presenta un alto grado de deterioro, más aún porque constituye un Monumento Nacional, según lo tipifica la Ley 946/82.

La Casa Ligier se encuentra en la esquina de Palma esquina Colón y se denominó originalmente Panadería Francesa del Puerto (José Ligier y Cía). Actualmente figura bajo la denominación comercial Confecciones Monarca, propiedad de Ana Barrios y otros, descendientes de José Ligier, el propietario original.

Fue construido en el año 1900, por el constructor Juan Bautista Savorgnan. Esta propiedad conocida como Palacete Ligier fue también oficina del Lloyd Brasilero, compañía de transporte Fluviales y Legación del Brasil. Tiene dos pisos, con superficie de aprox. 1.607 m2.

Don José Ligier, fue un inmigrante francés, dedicado a la industria de panificados, quien había llegado al país, en la post guerra del 70. Adquirió la propiedad para dedicarse a panadería y al mismo tiempo que le sirviera de vivienda.

Este establecimiento fue durante muchos años, la panadería más importante de Asunción. Surtía a gran parte de los barcos que llegaban al puerto y al interior del país, a los obrajes del norte.

Cuando la panadería se trasladó a otro sitio, el edificio fue ocupado en la planta baja por las oficinas de la Empresa de Navegación Fluvial Lloyd Brasilero y en la planta alta estuvo el Consulado del Brasil.

En los años 50, se instaló la casa Confecciones Monarca. La edificación es de estilo italianizante, sobresale por su abundante ornamentación con la arquitectura de fachada tan en auge en dicha época.

El Palacete Heyn se situa en la esquina de las calles Palma y Montevideo y se encuentra en un estado lamentable. Fue el hogar de Anselmita Heyn, primera reina de belleza del Paraguay. El soberbio edificio es de influencia italiana, construido por el español José Marsal.

Hugo Heyn vino tras la Guerra de la Triple Alianza donde actuó como oficial del ejército brasileño. Contrajo matrimonio con Anselmita Denis y Espinola. En sociedad con otro brasileño, Tomas Laranjeira, se constituyó en uno delos mayores proveedores de yerba mate de Concepción.

Según datos obrantes en el municipio, es propiedad de la empresa Textiles S.A. No cuenta con planos aprobados y ha recibido una medida de urgencia en el año 2015. En el lugar funciona un bar denominado El Poniente.

Fuente: Agencia IP

Compartí: