El uso de edulcorantes no calóricos para la elaboración de alimentos y bebidas incrementó en los últimos años. Esto debido a que por su sabor dulce, sin el aporte calórico del azúcar, ofrecen a la población opciones de productos que ayudan a cuidar la ingesta de calorías.


Recientemente ha surgido la preocupación sobre el posible impacto que estos ingredientes pudieran tener sobre el microbiota intestinal, de cuyo equilibrio depende la nutrición, el correcto crecimiento corporal y el desarrollo del sistema inmunológico.

En este sentido, un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Granada, España, confirma que el consumo de edulcorantes no calóricos no tiene ningún efecto adverso sobre dicha microbiota.

De acuerdo con el doctor Ángel Gil Hernández, profesor de bioquímica y biología molecular y director del estudio, los edulcorantes son totalmente seguros y no afectan la microbiota intestinal cuando se consumen de acuerdo con los índices de ingesta establecidos.

“Las cantidades de edulcorantes que se ingieren actualmente en el mundo están muy por debajo de los límites recomendados y, por lo tanto, su consumo es seguro”, señala Gil Hernández.

De esta forma, según los expertos, las personas que los utilizan como sustitutos del azúcar pueden sentirse tranquilas y utilizarlos como herramienta adicional para cuidar su consumo calórico.

Los edulcorantes no calóricos

Los edulcorantes no calóricos que se encuentran disponibles en el mercado han sido evaluados y aprobados por el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), un comité científico internacional responsable de analizar los diferentes aditivos alimentarios, así como certificar su seguridad para el consumo humano. En el caso de los edulcorantes bajos en calorías o no calóricos, la evaluación se basa en toda la evidencia clínica disponible.

Autoridades como la Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), entre otras, se encargan de establecer el índice de Ingesta Diaria Aceptable de dichos edulcorantes, a fin de que su consumo sea 100% seguro para la salud.

Compartí: