El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) emitió un comunicado en el que confirma que los pescados provenientes del río Paraguay “no presentan problema alguno para el consumo humano”, aunque recomienda no ingerir carne proveniente de peces moribundos o muertos ubicados en las costas.


El comunicado del Senacsa se fundamenta en los estudios realizados por el Departamento de Pesca y Acuicultura de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Asunción, donde “se constata por observación mediante la necropsia realizada a las muestras de peces, lesiones a nivel de branquias, a causa de la disminución de oxígeno disuelto en el medio”.

Con los estudios se confirma que no existen factores de contaminación con materiales químicos como se temió en su momento. “Nos tomamos el tiempo para analizar las medidas a tomar, dimensionando el problema”, dijo este jueves el presidente de Senacsa, José Carlos Martin, afirmando que con los resultados se puede dar tranquilidad al sector de la pescadería.

“Hemos llegado casi a todos los puntos donde se reportó mortandad de peces a lo largo del río Paraguay; se ha hecho un trabajo de verificar las pescaderías para dar tranquilidad a la ciudadanía; se ha conversado también con el servicio sanitario de Argentina y ellos no emitieron ninguna restricción”, señaló hoy en conversación con Radio Nacional del Paraguay.

Martin informó que hoy se está haciendo una minga en los puntos donde había mayor preocupación para verificar las guías y certificados resaltando que se ha llegado a siete departamentos, visitando las pescaderías registradas.

Invitó igualmente a los pescadores a acercarse a una de las 86 unidades zonales y las 15 oficinas existentes en la ribera del río Paraguay para registrarse y operar de acuerdo a las normativas vigentes.

“Senacsa garantiza más de 70 mercados y tiene la responsabilidad de dar también garantías al consumidor nacional” dijo el presidente de la institución instando a “evitar cualquier sicosis que se puedan dar”.

Fuente: Agencia I

Compartí: