El pasado lunes, en Santiago, Chile, tuvo lugar la XII Reunión de Cancilleres del Grupo de Lima, con miras a evaluar la situación política y humanitaria en Venezuela, que a estas alturas ya constituye una amenaza para la paz y seguridad regional.


En tal sentido, el Grupo de Lima coincidió que es necesario mantener la presión diplomática contra el régimen de Nicolás Maduro, en todos los Organismos, Foros y escenarios internacionales que sean posibles, hasta el restablecimiento de la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela.

Concordaron plenamente que la solución para Venezuela debe darse a través de elecciones libres, transparentes y con observadores internacionales, de tal manera que el propio pueblo venezolano tome las riendas de su futuro.

Reconocieron la necesidad de coordinar acciones entre el Grupo de Lima y aquellos países que reconocen a la Presidencia Interina de Juan Guaidó. En ese sentido, se acordó realizar próximamente en Lima, Perú una Conferencia Internacional sobre la Democracia en Venezuela.

Asimismo, se hizo un llamado a la comunidad internacional en general a favorecer el proceso de transición y el restablecimiento de la democracia en Venezuela, especialmente a aquellos países que aun apoyan al régimen ilegitimo de Maduro.

Compartí: