En el hospital distrital de Mariano Roque Alonso, profesionales de blanco se enfocarán en el manejo protocolar posibles víctimas de abuso y violencia sexual e intrafamiliar, mediante una charla este viernes 26 de abril.


Desde la Dirección de Género del Ministerio de Salud se vienen desarrollando actividades enfocadas al manejo adecuado de víctimas de violencia sexual e intrafamiliar. Se destacan talleres de refuerzo en servicios de cabecera y de otros niveles.

Este viernes, en el “Taller de capacitación en el Protocolo de diagnóstico y atención integral a victimas de abuso sexual”, en Mariano Roque Alonso lo que se buscará es insistir en el manejo de pacientes que llegan con probable abuso sexual y violencia intrafamiliar. El personal, desde admisión, RAC,  asistencia médica,  llenado de formularios, fichas clínicas y tratamiento indicado para prever algunas patologías probables que puedan adquirir por el abuso como embarazos e infecciones, será idóneo para este tipo de situaciones. Además de apuntar y fortalecer al trato humanitario con calidez que se merecen las víctimas.

La violencia sexual es la más extrema de todas, puesto que cuando se vulnera la integridad sexual se observa a su vez violencia física y psicológica. En su mayoría se verifica en el ámbito familiar o por parte de personas cercanas al entorno. Cada vez existen más casos de niños y niñas de entre 3 y 10 años violentados sexualmente, incluso a edades más tempranas que las mencionadas.

En ocasiones el abuso sexual no es solo cuando ocurre coito o penetración que es la que se puede certificar, es también cuando la persona es sometida a manoseos, exhibicionismo o inducirlo a ver programas o revistas de contenido pornográfico.

Igualmente, una de cada 10 mujeres ha sufrido algún tipo de violencia, ya sea, física, psicológica o sexual. No hay ninguna excusa para que un hombre genere violencia sobre una mujer. Asimismo, existen hombres que son sometidos a lesiones por parte de sus parejas.

Fuente: Ministerio de Salud

Compartí: