La disputa por el control de la directiva del Club Sportivo Luqueño esta queriendo tomar una definición via Ministerio Publico. Hay una denuncia dirigida a influir en la asamblea prevista para este 28 de abril.


Además de la manipulación de la asamblea ordinaria se buscaría como objetivo judicializar el fútbol paraguayo. La vía seria la denuncia de lavado de dinero camuflado bajo el rótulo de otros presuntos delitos ya presentados ante la Fiscalia.

La denuncia, que busca llevar la asamblea al plano judicial, habla de la presunta producción de documentos no auténticos, producción mediata de documentos públicos de contenido falso y uso de documentos públicos de contenido falso.
La denuncia penal específica es en contra de su actual presidente, Celso Cáceres. Este y Ramón Ortiz, anteriormente tesorero y protesorero, fueron denunciados bajo patrocinio de un ex fiscal filmado en su momento tomando supuestamente un soborno económico.

El objetivo también apuntaría luego a meter la misma vara de presión a otros empresarios metidos en el fútbol. Según el sector oficial, sería una estrategia para sacar alguna ventaja ante las elecciones prevista en  el citado club. Dentro de juego electoral también se quiere usar a la misma Fiscalia, según fuentes que vienen de Luque.

Compartí: