La Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay (AICP), el Despacho de la Primera Dama de la Nación, el Instituto Paraguayo de Artesanía y el Milano Fashion Institute se unen en pos de la conservación de la artesanía paraguaya. Para rescatar este legado y hacer frente a su inminente desaparición, firmarán el convenio “Maestros artesanos, Laboratorio de diseño para la conservación, transmisión y promoción de la artesanía paraguaya”. El acto será el 29 de abril a las 18:00hs. en el Archivo Nacional de Asunción.


Los cuatro actores involucrados en el convenio inician este abril una cruzada internacional por el rescate de la artesanía paraguaya, una de las más grandes representantes de la cultura nacional. Instan a todos los actores del rubro de la moda y a la ciudadanía en general a ser parte de este desafío. Sin la unión de los esfuerzos, este legado podría desaparecer irreversiblemente.

Pretendemos que los maestros artesanos y diseñadores sean actores esenciales, como héroes del rescate de las artesanías que se están extinguiendo o próximas a su extinción. Si no tenemos un plan para revalorizar, trasmitir y destacar las bellas artesanías que tenemos lastimosamente van a quedar en el olvido” comenzó explicando Adriana Chaparro, gerente general de la AICP

Es importante recalcar que queremos que se involucren artesanos, docentes, diseñadores seniors, diseñadores emergentes y más adelante los ciudadanos en general ya que esto es una Causa Nacional. Todos somos embajadores orgullosos de nuestra artesanía” destacó Chaparro.

El Milano Fashion Institute es una excelente fuente de referencia por su experiencia con la artesanía italiana, y su supervivencia a una crisis similar. Los héroes en este rescate serán también los diseñadores, que tendrán la oportunidad de trabajar con comunidades anteriormente desconocidas para ellos y realizar colecciones invaluables para sus marcas”, finalizó Chaparro.

Con este trabajo se beneficiarán directamente los artesanos, y a través de ellos, toda la industria de la moda. Además, se podrá realizar un registro nacional de artesanos y un detalle de sus diferentes trabajos. Será una herramienta de gran utilidad no solo cultural, sino práctica para aquellos artistas que deseen aplicar sus creaciones a sus prendas o artículos.

Existen técnicas paraguayas que hoy son realizadas por una sola persona en todo el territorio nacional. Por eso, uno de los pilares del convenio es preservar la técnica y los conocimientos utilizados en nuestra artesanía”, agrega Chaparro.

Según agregó, este es uno de las tantas iniciativas que la Asociación de Confeccionistas planea concretar con las instituciones mencionadas. Será firmado este lunes 29 de abril, a las 18:00hs, en el local del Archivo Nacional de Asunción (Mcal. Estigarribia esq. Iturbe).

LA ARTESANÍA PARAGUAYA

La artesanía paraguaya es conocida y apreciada en todo el mundo. En sus diversas obras se representa el conocimiento de innumerables generaciones con características especiales que singularizan a cada pueblo.

Los primeros artesanos fueron los indígenas que trabajaban en telares horizontales y el algodón. Hacían bolsas de lana de oveja, ponchos, sacos, colchas y canastos. Precisamente fue la cestería otra de las artesanías que se destacaban entre los guaraníes. Elaboraban con juncos y cañas, como materia prima, esteras, canastos y cernidores.

De esta misma materia prima proviene el sombrero pirí, una prenda habitual en el campo que sigue en uso hasta nuestros días. De la tradición indígena nació el trabajo de las fibras naturales, maderas, semillas, plumas y otros elementos. Algunos objetos frecuentemente adquiridos para recuerdos o regalos son los tapices, canastas, collares, flechas y otros artículos con bellas terminaciones.

Se destacan también los delicados trabajos textiles como el bordado llamado “Ao Po’i”, el encaje “Ñandutí”, la joyería en filigrana, vasos de cuero tallado, hamacas, mantas y objetos de cerámica. Todos estos realizados con gran creatividad y destreza. Los artesanos paraguayos crean a mano gran parte de los trabajos ofrecidos a los turistas.

Compartí: