Quito. El equipo jurídico de Julian Assange presentó el lunes una denuncia ante la Fiscalía de Ecuador contra algunos miembros del cuerpo diplomático en Londres por el presunto delito de revelación y divulgación de datos personales.


La supuesta divulgación de información personal del fundador de WikiLeaks se habría realizado desde marzo del 2018 hasta poco antes de que Ecuador le retiró el asilo diplomático que le había concedido en 2012, según su abogado en Ecuador, Carlos Poveda.

En la denuncia, el equipo legal explica que Assange habría sido filmado al interior de la embajada ecuatoriana en Londres sin autorización, además de que se revelaron datos clave sobre su defensa legal e informes médicos.

“Es una denuncia por presuntos delitos que se habrían cometido al interior de la embajada, sobre todo filtración de datos, escuchas y también la divulgación de datos de audio y video y miles de documentos”, explicó Poveda a periodistas.

La investigación apunta al embajador de Ecuador en Londres, Jaime Marchán, y otros dos funcionarios de alto rango de la embajada, así como a empleados de la empresa de seguridad encargada de la vigilancia de la sede en Londres.

Cinco ciudadanos presuntamente de nacionalidad española también se incluyen en la demanda, pero no fueron plenamente identificados por el equipo legal de Assange.

No hubo comentarios inmediatos de la Cancillería ecuatoriana sobre la denuncia.

El Gobierno ecuatoriano ha dicho que el propio Assange habría colocado cámaras de audio y video en la embajada durante su estadía, lo que implicaba una violación a las normas que regulaban su asilo.

La ministra del Interior, María Paula Romo, dijo a periodistas que era paradójica la denuncia presentada por los abogados de Assange e informó que encontraron más de 20 teléfonos y computadoras en poder del australiano al interior de la embajada.

“La administración de justicia tiene la facultad y autonomía para llevar adelante las investigaciones que considere necesario, oportuno y relevante, pero si es paradójico que el señor Julian Assange denuncie por espionaje o interferir algún tipo de comunicación” a los diplomáticos ecuatorianos, explicó.

La denuncia se suma a una queja presentada por abogados de Assange ante un tribunal en España por presunta extorsión al intentar la venta de la información del australiano obtenida en la embajada.

Antes del retiro del asilo, WikiLeaks dijo que Assange fue objeto de una sofisticada operación de espionaje en la embajada.

Assange enfrenta a la justicia británica por violar las condiciones de una fianza, pero funcionarios de Estados Unidos lo acusan de conspiración por intentar acceder a una computadora con información clasificada de Washington en el 2010.

Fuente: Reuters

Compartí: