El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Trabajo, lanzó este lunes la estrategia para prevenir y erradicar el trabajo infantil y proteger la labor adolescente, con el fin de focalizar y articular políticas públicas para evitar y prevenir que niños, niñas y adolescentes se expongan a las peores formas de trabajo.


El acto de lanzamiento tuvo lugar en la sede del Banco Central del Paraguay y contó con la presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, miembros del Ejecutivo, centrales obreras, organizaciones civiles e invitados especiales.

En la oportunidad la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, explicó que, entre los ejes de acción que pretenden fortalecer para erradicar y prevenir el trabajo infantil y proteger el trabajo adolescente, figuran: la generación de ingresos de los padres, madres y encargados de niños, niñas y adolescentes en peores formas de trabajo infantil; lograr el acceso y permanencia de esos niños y adolescentes en las escuelas, y el control efectivo del trabajo adolescente para garantizar que sea un trabajo protegido.

Bacigalupo, dijo que la estrategia se trata de una hoja de ruta con acciones concretas para ir avanzando en la erradicación del trabajo infantil. “Es importante mencionar que ya avanzamos pero con estas acciones vamos a poder avanzar mucho más rápido de manera efectiva entre los diferentes actores sociales”, añadió.

«Para el logro de estos objetivos, el Ministerio de Trabajo se propone articular mecanismos de control y gestión con todos los sectores y niveles de Gobierno. El gran objetivo de la Estrategia es avanzar en el cambio cultural que necesita nuestro país para desnaturalizar el trabajo infantil, sobre todo en las comunidades rurales», refirió la secretaria de Estado.

En el documento se pone un especial énfasis al cumplimiento de las disposiciones establecidas en los instrumentos jurídicos tanto nacionales como internacionales, para proteger adecuadamente a nuestra infancia y adolescencia, controlando especialmente la economía informal en donde se producen situaciones de vulneración de derechos y reafirmamos nuestra determinación de seguir luchando para lograr la eliminación de las peores formas de trabajo infantil.

Sus acciones se vinculan con las políticas de protección del trabajo adolescente, que tienen su base en el Registro del Adolescente Trabajador, en un Contrato de Aprendizaje y en el acceso a la Seguridad Social.

La secretaria de Estado sostuvo que están trabajando en la formalización del sector juvenil. “Hoy tenemos 2.400 aprendices jóvenes y adolescentes inscriptos en Instituto de Previsión Social (IPS)”, añadió al tiempo de reconocer que se trata de un número bajo que se debe incrementar.

Sobre este punto recordó que el trabajo adolescente en Paraguay está permitido pero debe ser tutelado, protegido y dotado de protección social.

La Estrategia Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente pretende para el año 2024 a 190.000 familias vulnerables atendidas, a 325.000 niños y niñas protegidos y a 62.000 adolescentes capacitados.

Fuente: Agencia IP

Compartí: