El pleno de la Cámara de Diputados, por 56 votos a favor, 10 en contra, 4 en blanco y 2 abstenciones, resolvió retirar la acusación referente al proyecto de resolución “Que deja sin efecto la acusación formulada ante la Cámara de Senadores por Resolución Nº 1059/14 contra el ciudadano Ministro de la Corte Suprema de Justicia César Antonio Garay Zucolillo, a los efectos de la instauración del Juicio Político previsto en el artículo 225 de la Constitución Nacional”.


Recordemos que esta acusación data del 2014, pero hasta la fecha nunca fue analizada por los senadores. Las causales que motivaron la mencionada acusación de Diputados incluye, entre otros cuestionamientos, la demora en la expedición de expedientes que ingresan al despacho del ministro; constantes inhibiciones en las causas en que interviene la magistrada María Sol Zucolillo Garay y; haber dicho que los ministros de Corte solo deben durar 5 años a lo que él mismo no se allanó.

Según uno de los proyectistas, Edgar Ortíz (PLRA-Itapúa), una auditoría general en la Corte Suprema de Justicia a fin de conocer la producción y el desempeño de cada ministro arrojo que el despacho con menor cantidad de expediente es el que pertenece al ministro Garay Zucolillo.

“Las tramitaciones de los documentos se realizan con normalidad y sin excesiva demoras, contrario a lo manifestado en la acusación; todas las acusaciones carecen de sustentabilidady que pasaron más de cinco años desde la acusación que fuera remitida a la Cámara de Senadores que no ha sido tratada hasta la fecha”, dijo el parlamentario.

Indicó que su intención es evitar un papelón a la Cámara de Diputados. “Vamos a ir al Senado con supuestos argumentos y quiero evitar un papelón; de qué vamos acusarle, no existen argumentos, la auditoria desmiente nuestras acusaciones; solicito retirar las acusaciones yremitir al archivo el pedido de juicio político”, esgrimió.

Sin embargo, la propuesta tuvo una férrea oposición de la diputada Kattya González (PEN-Central), quien calificó de sospechosa la intención de retirar la acusación.

“Sí existen causales para acusarlo; la causalprincipal es mal desempeño de funciones y se bifurca en hechos calificados como morosidad e ineficiencia en el ejercicio de la superintendencia del Chaco; el informe presentando es falso; la Corte, hasta hoy, no contesta el informe remitido por resolución de la Cámara de Diputados, sobre pago de viáticos para supuestas visitas a la circunscripción judicial del Chaco que nunca hizo; usa el dinero de la gente para ir a su estancia; recibimos denuncias concretas de acoso laboral, entre otros; pido que no se retire la acusación”, reclamó.

El diputado Eusebio Alvarenga (PLRA-Guairá), dijo, por su parte, que no están dadas las condiciones para que se mantenga la acusación y que carece de legitimidad el documento. “La acusación se presentó hace ya cinco años y fue el resultado de quienes se creían dueños de la política paraguaya; tenemos la obligación de reparar aquel comportamiento atípico que se dio y como fiscal acusador renuncie por falta de seriedad”, sentenció.

Para el parlamentario, Sebastián Villarejo (PPQ-Capital), el retiro de un juicio político no corresponde y que se haya hecho en periodos anteriores no importa. “Desde el momento que se remite al Senado, la competencia se terminó; ya está en el ámbito del tribunal que debe juzgar; el retiro es inconstitucional; la Cámara de Senadores debe juzgar si son o no válidas la acusaciones”, espetó.

Otro de los parlamentarios que se mostró en contra que se retire la acusación fue el diputado Edgar Acosta (PLRA-Central). “No tenemos que asumir el costo de retirar algo que en su momento decidimos que era válido; los senadores tienen la potestad de tomar la decisión; estamos dejando un precedente nefasto”, significó.

Sin embargo, para el diputado Pastor Vera Bejarano (PLRA-San Pedro),no existen pruebas contundentes. “No accedí a pruebas contundentes; no tenemos pruebas; estamos a favor de retirar la acusación”, dijo el legislador.

En el mismo sentido se pronunció el diputado Sergio Rojas (PLRA-Central), lo mismo queel diputado Ramón Romero Roa (ANR-Alto Paraná). “Lamento que se use como argumento que el proceso se inició en el periodo pasado”, dijo.

El parlamentario Raúl Latorre (ANR- Central), critico que se quiera continuar con la acusación de hace cinco años. “Tenemos que dar mensajes claros a los deshonestos y criminales; haciendo averiguaciones, estamos hablando de un ministro conceptuado de honesto”, sentenció.

Así también, el diputado Derlis Maidana (ANR-Misiones), aseguró que los tres puntos por los cuales se lo acusa no tienen sustento.

El diputado Salustiano Salinas (PLRA-Central), felicito a los fiscales acusadores y dijo que se debe reprochar a la Cámara de Senadores que hace cinco años no trata el tema. “Quiero recordar que hace 5 años atrás no estuve a favor del juicio político y ahora tampoco”.

El diputado Walter Harms (ANR-Itapúa), manifestó, por otro lado, que se trata de un juicio político y que no quiere hacer juicio de valor.

“Esto es una desidia, una irresponsabilidad de los senadores; esto se tiene que resolver por el medio político, dejó de ser un juicio, dejó de ser la posibilidad de juzgar la actuación de los ministros de la Corte; mi deseo es que el Congreso Nacional tenga una ley, que reglamente y ponga plazos perentorios para la resolución de las acusaciones de juicios políticos en los estamentos que correspondan”, finalizó.

Tras la aprobación del retiro de la acusación, se dispuso que la decisión sea comunicada a la Cámara de Senadores.

Fuente: Diputadospy

Compartí: