La aeronave aterrizó de emergencia en el Aeropuerto Internacional Sheremétievo, ubicado en el norte de Moscú, treinta minutos después de despegar. Al menos 41 personas murieron.


El avión siniestrado es una Sukhoi Superjet 100, de la aerolínea Aeroflot, que “envió una señal de urgencia poco después del despegue. Hizo un primer intento fallido de aterrizaje de emergencia y luego, en el segundo, golpeó el piso con el fuselaje”, según dijo una fuente aeroportuaria citada por la agencia Interfax.

Fuente: Clarín, LN

Compartí: