El Programa Nacional de Control de Zoonosis y Centro Antirrábico Nacional (PNCZ y CAN), dependiente del Ministerio de Salud, prosigue con las intervenciones en los refugios.


Este viernes, el equipo del CAN visitó el refugio del Club “Coronel Escurra”, donde se encuentran asentadas numerosas familias afectadas por las inundaciones. En el lugar, fueron vacunados contra la rabia 20 mascotas: 14 canes y 6 felinos.

El doctor Ricardo Duran, jefe del Departamento de Leishmaniasis del CAN, expresó que el control y la asistencia extramural a las mascotas continuará.

Indicó que el objetivo principal es aplicar la vacuna antirrábica a todos los perros y gatos del lugar y, de esta manera, impedir el riesgo de rabia humana.

Recordó además que, en caso de agresión de animales, se debe recurrir al Centro Antirrábico Nacional para reportar el hecho; allí reciben asistencia, tanto el animal agresor como la persona agredida.

Fuente: Ministerio de Salud

Compartí: