La red se reorienta a comunidades basadas en intereses, relaciones, afinidades y cercanía frente al NewsFeed, que pasa a un segundo plano, e Instagram que se dirige a la venta


La conferencia de programadores de Facebook en San José (California) no ha despertado el entusiasmo de otros años. El gran cambio es la actualización, no solo de diseño, en la aplicación principal, el quinto de gran calado desde su estreno y una de las apuestas para mitigar los fuegos de la privacidad. Esta fue la palabra más repetida por el fundador de la compañía, Mark Zuckerberg. Este F8 marca una nueva etapa en Facebook más cerrada al exterior, centrada en la cohesión interna y la explotación de su soporte estrella, Instagram, para la venta directa.

Facebook quiere convertirse en un jardín más vallado, donde las actividades se hagan de puertas adentro, en comunidades basadas en intereses, relaciones, afinidades y cercanía. El NewsFeed pasa a un segundo plano. Una jugada para descargar la tensión por la forma en que se distribuye contenido en función de las recomendaciones de su algoritmo y que se comparte con el resto de usuarios. Según Facebook, de los 2.400 millones de cuentas activas, más de 400 millones ya participan en grupos.

Si se comienza a comentar y participar bajo invitación, Facebook no tendrá tanta exposición ante noticias falsas o contenido violento, pero sí la misma responsabilidad por dejar que se difunda con un control demasiado laxo.

Fuente: El País

Compartí: