Con el gesto, la Justicia española buscó con este gesto concientizar sobre el delito. La fiscalía pide nueve meses de prisión para el acusado. Los conmovedores videos de la perra.


Milagros asistió como testigo a un juicio por el maltrato del que fue víctima, pero no habló. Quizá ladró. Entró al tribunal y ante algunas miradas incrédulas y otras de ternura, caminó con su pelaje marrón hasta la jueza y en un momento se sentó. Allí estuvo, moviendo la cola de un lado a lado al otro, feliz. Se trata de una perra que, en un hecho inédito, fue citada por la Justicia española.

Milagro fue maltratada casi hasta la muerte en 2012, pero logró sobrevivir. (Foto: captura Youtube)
Milagro fue maltratada casi hasta la muerte en 2012, pero logró sobrevivir. (Foto: captura Youtube)

La fiscal de Medio Ambiente aclaró a los asistentes que, obviamente, la testigo no podía hablar, pero de eso se encargarían el representante del ministerio público y un médico forense. Los dos recordaron cómo fueron causadas las lesiones que sufrió el animal y explicaron cómo se encuentra actualmente.

Captura
Abrieron un agujero para que la perra pudiera sacar la cabeza. (Foto: Planeta Canario)

Un vocero del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) explicó: “La decisión de hacer comparecer a un perro en un juicio como testigo, algo poco habitual en la justicia española e inédito, se acordó con todas las partes, que lo consideraron un buen gesto para concienciar a la sociedad sobre el maltrato animal”.

En tanto, el acusado declaró por videoconferencia desde la ciudad de Sevilla, donde cumple prisión preventiva por otro hecho, acusado del presunto delito de robo.

“El procesado admitió que había tirado la perra a un contenedor de basura en octubre de 2012, pero alegó que lo hizo porque pensaba que estaba muerta”, explicó una fuente sobre el testimonio del acusado.

La perra se salvó de que el camión de recolección de residuos la aplastara porque unos vecinos oyeron sus ladridos dentro del contenedor y abrieron un agujero en la valija para que pudiera sacar la cabeza.

Ahora, la Fiscalía pide una pena de nueve meses de prisión, mientras que la acusación ejercida por el albergue animal Valle Colino solicita un año de cárcel.

Fuente: TN

Compartí: