Este lunes se produjo una amenaza de bomba en la Casa Rosada —sede de Gobierno— de Argentina, y la brigada de explosivos de la Policía Federal está acudiendo al lugar. Por lo pronto, se dio a conocer que la advertencia se produjo por teléfono, aunque todavía resta aclarar la veracidad del llamado, ya que este tipo de acciones es habitual.


Así, la Justicia Federal ya está interviniendo en el caso, mientras los uniformados se acercan al establecimiento gubernamental por protocolo. Al mismo tiempo, se produjo otra amenaza de la misma índole en el Anexo A de la Cámara de Diputados, un edificio parlamentario que se encuentra frente al Congreso nacional, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. La llamada ingresó al conmutador del Parlamento, y en la comunicación se expresaba que adentro del anexo hay una bomba.

En consecuencia, se está evacuando el lugar con la custodia de la Policía. Por lo pronto, la brigada antiexplosivos también se dirige hacia este punto de la capital argentina. Las avenidas Callao y Rivadavia, dos importantes arterias del centro porteño, ya fueron cortadas para que trabajen los expertos de las fuerzas de seguridad.

Hasta ahora, no trascendió la identidad del autor de las amenazas, y tampoco se sabe si efectivamente hay explosivos en los edificios públicos ya mencionados.

Horas antes, un sujeto armado quiso entrar a la Rosada

El suceso se produce horas después de que la Policía Federal detuviera a un individuo que pretendía ingresar a la sede del Ejecutivo con un arma escondida en una caja. Para intentar entrar, argumentó que tenía una cita con el presidente Mauricio Macri, pero las autoridades le negaron su acceso.

Acto seguido, soltó la caja con su revólver en la entrada de la Casa Rosada y se marchó corriendo, hasta ser atrapado a pocos metros. A su vez, los efectivos confirmaron que no había explosivos y que el portafolio contenía una Magnum 44 Taurus.

Con información de RT

Compartí: