Descargar el Audio

En conferencia de prensa, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, informó que en los teléfonos celulares incautados de los supuestos miembros del Comando Vermelho detenidos en el operativo Romái, fueron descubiertos fotos y videos de niños indígenas que eran explotados en campos de cultivo de marihuana.


Es por eso, que el Ministerio del Interior en conjunto con la Fiscalía y la Policía Nacional, procedieron a llevar a cabo el operativo denominado Rescate, con el cual pretendían liberar a los menores. Sin embargo, al llegar a la propiedad en Piray, se encontraron con que los mismos ya fueron retirados del lugar.

El titular de la cartera de seguridad explicó que los trabajos de inteligencia se realizaron a lo largo de tres meses para identificar el lugar, que funcionaba como una base del grupo criminal de origen brasileño. El sitio está rodeado de marihuanales y se construía una estructura que sería utilizada para procesar la droga, envasarla y enviarla al Brasil.

Recalcó que ninguno de los supuestos trabajadores inocentes realizó ninguna denuncia sobre la presencia de cultivos de marihuana ni otros movimientos de los integrantes del grupo criminal en el sitio.“Lo que hasta este momento los informes están diciendo y están demostrando es que las personas abatidas dispararon contra la policía. La policía va a reprimir los delitos, va a cumplir su obligación”, afirmó el Ministro.

Villamayor aseguró que la Policía ingresó al lugar en patrulleras, con luces y sirenas encendidas, y advirtiendo a los integrantes de la banda criminal para que se entreguen, pero fueron recibidos a tiros, por lo que tuvieron que responder al fuego. “La actuación policial se hizo al amparo de la justicia paraguaya, al amparo de la ley y preservando la seguridad ciudadana”, expresó el Ministro.

 

 

Compartí: