El presidente Mario Abdo recibió a representantes de gremios de médicos y del Ministerio de Hacienda para presentar los argumentos sobre una posible reforma a la ley de jubilaciones para los profesionales de la salud.


El economista Amilcar Ferreira, en carácter de asesor del Sindicato de Médicos, señaló que se convocó a una reunión técnica para conocer los argumentos de ambos sectores, a partir del proyecto de ley que baja de 40 a 30 años de aportes los necesarios para que profesionales dentro del sistema público de salud se jubilen.

Este proyecto fue aprobado por el Congreso y ahora está en manos del Ejecutivo para su promulgación o veto.

Ferreira manifestó que si bien la Caja Fiscal se encuentra en situación de déficit, como señala Hacienda, si uno mira por cada grupo que conforma la Caja, el colectivo de los médicos está en situación de superávit, con una relación actual de 6,3 activos por cada pasivo.

Esto significa que la cantidad de activos es suficiente para pagar las jubilaciones de los pasivos, por encima del punto de equilibrio.

Ferreira agregó que se propuso como medida hacer que los médicos contratados también aporten a la Caja Fiscal, lo que mejoraría mucho más la relación entre activos y pasivos y alejaría cualquier posibilidad de déficit en el largo plazo.

Agregó que en el sistema público de salud trabajan alrededor de 7.500 médicos, de los cuales la mitad presta servicios como contratados y no aporta en estos momentos. Manifestó que esta medida es bien vista tanto por los gremios médicos como por los técnicos del Ministerio de Hacienda.

El proyecto de modificación a la ley de jubilaciones de los médicos es un reclamo del sector con el principal argumento de que la cifra actual de 40 años de aporte es mucho para una profesión que lleva varios años de estudio.

El asesor del gremio manifestó que muchos médicos recién inician su carrera laboral como nombrados a los 35 años, y con 40 años de aporte tendrían que llegar hasta los 75 para optar por la jubilación.

Fuente: Agencia IP

Compartí: