El gobierno británico debatía este martes cómo hacer cambios en su propuesta de acuerdo para abandonar la Unión Europea, en un intento de última hora por conseguir el apoyo en el Parlamento.


La primera ministra británica Theresa May presentará este martes un nuevo acuerdo sobre el Brexit, tras una reunión de tres horas por la mañana del martes con su gabinete en Downing St. La explicará al país a las 4 de la tarde, hora británica.

El nuevo paquete incluye derechos de los trabajadores, protecciones de medio ambiente y provisiones en caso de que se implementen las salvaguardas en Irlanda del Norte, que dividen a su partido y al DUP, que era quien la apoyaba en su falta de mayoría parlamentaria.

May pasó la mañana tratando de vender “una vibrante” nueva oferta a su dividido gabinete, cuando ella se prepara para hacer pasar su modelo de Brexit por cuarta vez en la Cámara de los Comunes, con altas posibilidades que la rechacen, como lo hicieron tres veces antes. La fecha sería en la semana del 3 de junio, justo cuando llega el presidente Donald Trump en visita oficial a Gran Bretaña.

Los ministros escucharon su proposición y pusieron condicionamientos, como un completo rechazo a una unión aduanera, durante sus exposiciones. La líder de la Cámara de los Comunes y Brexitiers, Andrea Leadsom, advirtió a May que ella no aceptará un plan de Brexit con unión aduanera, como ella negoció con los laboristas para un Brexit consensuado, en conversaciones que fracasaron.

“Yo continúo apoyando a la primera ministra para que su acuerdo de divorcio con la UE pase. Si es para salir de la UE y si continúa yéndose de la UE, la seguiré apoyando” dijo Leadsom.

Su advertencia fue porque si el paquete no pasa por la Cámara de los Comunes, la primera ministra no tendrá otra alternativa que aplicar el modelo de “votos indicativos” para llegar a una mayoría parlamentaria. La posibilidad de un segundo referéndum sobre el Brexit es real así como una anulación del Brexit, con la revocación del artículo 50. Para entonces Theresa May ya no estará en el poder y un nuevo líder se habrá instalado en Downing St.

“El acuerdo de divorcio es el vehículo que llevará a Gran Bretaña fuera de la Unión Europea y es vital encontrar un camino àra llegar a ese objetivo” dijo la primera ministra Theresa May ante sus ministros.

Los anuncios de Theresa May se esperan cuando el reino está sufriendo uno de los peores días. Las elecciones europeas no queridas por los británicos son el próximo jueves. Los Brexitiers quieren secuestrar los resultados del referéndum y apoderarse del poder en Downing St.

Fuente: Clarín

Compartí: