El tenista británico confiesa en una entrevista que ya no siente dolor en la cadera y que se probará primero en el dobles antes de intentarlo en el individual.


El pasado mes de enero, Andy Murray emocionaba a todo el mundo del tenis anunciando en el Open de Australia que este sería su último año como profesional y que incluso ese torneo podría llegar a ser el último que disputara como tenista ya que los problemas que tenía de cadera le impedían jugar de forma continuada. El británico pasó por el quirófano en un intento de mejorar su calidad de vida, más que regresar a las pistas pero parece que la rehabilitación va mejor de lo esperado e incluso ha vuelto a pelotear con grandes sensaciones. Andy ha hablado sobre cómo se siente para el The Times.

Murray ha comprobado que era justa esa operación a la que se sometió hace cuatro meses lo que necesitaba para dejar atrás esos problemas en la cadera. Tras volver a jugar al golf y al tenis sin dolor, Andy está considerando seriamente hacer un trabajo específico para recuperar la forma e intentar volver a competir en el singles. Lo que sí está claro es que no regresará a la competición en este próximo Wimbledon, donde tenía pensado retirarse oficialmente, sino que intentará probarse para seguir siendo tenista.

«Ya no siento dolor pero necesito ver cómo me va con la nueva cadera», comienza diciendo Murray en una entrevista realizada en el día de ayer, cuando el de Dunblane entrenó un rato en Wimbledon junto a Nick Kyrgios. «Sé que para el dobles me iría perfectamente bien, por lo que le he podido ver a Bob Bryan (que se sometió a su misma operación) pero a partir de ahí necesito ver si funcionaría para jugar el singles. Hasta ahora, todo ha ido muy bien. He jugado mucho al golf y no me ha dolido nada golpear a la bola. También, cuando he saltado a pista para pelotear, tampoco me ha dolido», continúa diciendo.

«Bob está compitiendo contra los mejores del mundo en dobles y es nueve años mayor que yo así que pienso: ¿Por qué no sería yo capaz de hacer lo mismo o incluso un poco más? Si sigo sintiéndome así de bien, le daré una oportunidad al singles y ver lo que ocurre», comenta Murray, que por ahora está tomando contacto con las pistas de tenis poco a poco, sin prisas. «Hay muy pocas oportunidades de que juegue en hierba esta temporada. Si acaso el dobles, pero no me estoy preparando para el singles por ahora», reconoce.

El británico quisiera probarse en el dobles, primero, antes de decidir probarse de forma individual. «Creo que tiene más sentido así, darle tiempo y probar el singles cuando sea más seguro. Acabo de empezar a moverme hace poco. Antes de poder regresar debería poder entrenar bien durante dos semanas y media o tres semanas, para luego tener cinco o seis días donde pueda correr de forma normal y para eso, con Queen’s a un mes de producirse, no es suficiente tiempo», sentencia Andy, que deja una puerta a la esperanza para poder verle competir de nuevo y muy probablemente, en la segunda mitad de esta temporada.

Fuente: puntodebreak

Compartí: