Conmocionado por la crisis del Boeing 737 MAX tras la tragedia de Ethiopian, el regulador aéreo de Estados Unidos, la FAA, intentará hoy convencer a sus pares de levantar la prohibición de volar que afecta a esta emblemática nave.


La Agencia Federal de Aviación (FAA) presentará a las autoridades de aviación civil de varios países el correctivo del sistema anti-bloqueo MCAS, implicado en los desastres aéreos de Ethiopian Airlines del 10 de marzo y Lion Air del 29 de octubre del año pasado, que causaron un total de 346 muertes.

Aparte de la FAA, todos los demás reguladores aéreos han guardado silencio sobre este asunto desde su decisión de inmovilizar este aparato, punta de lanza de las ventas de Boeing. La reunión debería proporcionar pistas sobre sus intenciones y el nivel de confianza que aún tienen en Boeing y en la FAA, que mantienen fuertes vínculos entre sí.

«Aprenderemos mucho», dijo Richard Aboulafia, experto de Teal Group, y agregó que los interlocutores de la FAA «pedirán muchas explicaciones y necesitarán detalles».

 La reunión se llevará a cabo en la sede de la FAA en Fort Worth, Texas, ciudad que alberga a American Airlines, una de las aerolíneas clientes del 737 MAX.
Crisis

La crisis del 737 MAX reveló que los sistemas clave del avión, incluido el MCAS, habían sido evaluados por ingenieros de Boeing mediante un procedimiento llamado AOD, que se había implementado durante más de una década.

La FAA incluso consideró, según una fuente del gobierno, que no era necesario realizar una evaluación independiente del MCAS, un software especialmente diseñado para corregir una anomalía aerodinámica del 737 MAX.

Consciente del alcance de la crisis de confianza, la FAA aún no ha establecido la fecha de su vuelo de prueba, una forma de no forzar la mano a los demás reguladores.

Otro punto espinoso: la formación de los pilotos. Los estadounidenses creen que la capacitación en computadoras o iPad es suficiente para los pilotos certificados de los 737, pero Canadá rechaza esa postura y plantea que los simuladores sean obligatorios.

El presidente y director ejecutivo de la aerolínea india SpiceJet, que opera 13 modelos MAX, aseguró al Financial Times que esperaba que los aviones estuvieron operativos en julio. «Estamos seguros de que es un gran avión. Es completamente seguro», dijo en una entrevista.

Fuente: LN.ar

Compartí: