El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, afirmó que no se pueden hacer discriminaciones con el régimen jubilatorio y que el camino para asegurar una jubilación digna para todos los funcionarios es la reforma. Fue en referencia a la ley de jubilación de médicos aprobada ayer por el Congreso, pese al veto parcial del Ejecutivo.


Abdo Benítez fue requerido sobre la ley de jubilación de médicos, tras verificar las obras de la subestación de Villa Aurelia, este viernes. El presidente empezó señalando que «es un tema sensible que nos afecta a todos».

Manifestó que las decisiones se construyen en base a análisis profundos y rigurosos, afirmando que ese criterio primó en el veto parcial que el Ejecutivo decretó al proyecto remitido por el Congreso. Sin embargo, este veto quedó finalmente sin efecto al ratificarse los legisladores en su versión de la ley.

El presidente afirmó que el veto parcial planteado desde el Ejecutivo no significó un desconocimiento al trabajo de los médicos; por el contrario reconoció que los profesionales del área son «héroes ánimos de la sociedad». En ese sentido reconoció el trabajo diario que realiza el personal de blanco pese a las limitaciones que se tienen en el sector.

Aseguró sin embargo que el camino para asegurar una jubilación digna para todos los funcionarios es la reforma, ratificando el compromiso de su Gobierno de trabajar en ello. «Lo que le pedí al Ministerio de Hacienda es que acelere los trabajos del proyecto de ley porque esto nos obliga, ojalá que esto nos sirva a todos para poder avanzar», expresó.

Asimismo el jefe de Estado recordó que cuando se desempeñaba como senador presentó un proyecto de ley de desprecarización dirigido al sector y que fue reglamentado en el 2019, bajo su administración, «solucionado parte del problema».

«No se pueden hacer discriminaciones, eso me prohíbe la Constitución Nacional (…)se hizo ya anteriormente pero hoy me toca a mi y no puedo promulgar una ley que a mi criterio y según mis asesores es inconstitucional», afirmó.

En ese sentido mencionó que la Constitución es clara y no permite ser discriminativos, haciendo referencia a que se aprobó una ley donde se establece que percibirán el 100 por ciento del promedio de los 3 últimos años, mientras que el resto del funcionariado contempla al de los últimos cinco años.

«Muchos que tienen tres vínculos ganan alrededor de 14 millones y van a poder jubilarse con esa plata, mientras que gran parte de las cajas que no son deficitarias, como los funcionarios públicos, se jubilan con dos millones; entonces hay una gran inequidad», remarcó.

El titular del Ejecutivo destacó finalmente que es su obligación como administrador resguardar los recursos. «En los últimos cinco años la caja fiscal tuvo una pérdida de 800 millones de dólares, por lo que es un problema que lo van acarrear otros. Esta ley ya no le afecta a mi Gobierno», añadió.

Ratificó finalmente que por más impopulares que sean sus decisiones, las mismas están basadas en la coherencia y en previsiones responsables.

Fuente: Agencia IP

Compartí: