Tras la merma del 23,5% en la cosecha de soja y la baja del 20% en el precio, la Unión de Gremios de la Producción (UGP) estimó la reducción de US$ 1.340,5 millones en el ingreso de divisas para este año. ¿Cuál es el panorama?


Consultamos a César Paredes, presidente de Cadiem en qué medida podría afectar a Paraguay la reducción del ingreso de las divisas y en qué otros sectores de la economía se ubican en una situación similar a la del rubro sojero. “Aparte del sector de la soja, la ganadería está sufriendo reducciones por la baja del precio internacional porque Argentina y Brasil tuvieron que acomodar sus precios para seguir vendiendo, entonces nosotros también los modificamos, no nos quedó más que vender la misma cantidad de carne a menor precio. Esto afecta directamente al ingreso de divisas”, agregó.

Para Paredes lo que ocurrió con el sector ganadero no es un llamado de atención, más bien lo consideró un acomodo ante las devaluaciones de Argentina y Brasil para no perder mucha competitividad. En cuanto a la baja de la venta energética, el economista explicó que la sequía afectó a la producción y de esa manera el excedente de Itaipú fue menor, es decir, Paraguay vende menos a Brasil, lo que también afecta al ingreso de mayores divisas, sin embargo, se proyecta que en los próximos meses la situación se revierta.

“Para compensar las importaciones hechas, tenemos que mejorar las exportaciones, o de lo contrario tendremos mucha salida de dólares y nuestro tipo de cambio se devaluará y el dólar subirá”, sostuvo Paredes. Cabe destacar que, a pesar del contexto actual, la moneda estadounidense tuvo una leve reducción de G. 6.300 a G. 6.220 por dólar, al final de la semana pasada.

Paredes reveló que la importancia radica en que Paraguay intente dar mayor entrada a la divisa estadounidense porque al no equilibrar ese aspecto se dan los principales incrementos de precios, como el del petróleo, el flete y las importaciones de alimentos.

Inyección del BCP

“Paraguay sigue teniendo una gran cantidad de reservas acumuladas, lo que el BCP hace en estos casos es usarlas para controlar la volatilidad de nuestra moneda, vendiéndolas para compensar la demanda que se da naturalmente”, explicó Paredes sobre la gestión del ente regulador ante las circunstancias económicas actuales.

Según la banca matriz, hasta abril inyectaron unos US$ 490 millones para contener la suba del dólar, lo cual se da a nivel internacional.

Actividad económica en baja

El Indicador Mensual de Actividad Econo?mica (IMAEP) del BCP correspondiente marzo (último publicado) registró una variación de menos 4,6% con respecto al mismo mes del año anterior, indicador que lleva a menos 2,8% las variaciones acumuladas en el presente año.

Fuente: Info Negocios

Compartí: