Obtenía el 33,1% de los votos, según las primeras proyecciones. El laborismo quedaba segundo con un 19,4%.


Ganó la bronca antieuropea en Gran Bretaña. El flamante del partido del Brexit de Nigel Farage se imponía este domingo por el 33,1 por ciento de los votos en las elecciones europeas, en un castigo a conservadores y laboristas, los partidos tradicionales. Los laboristas fueron liquidados por los liberales demócratas en la capital británica. Hasta perdieron Islington en Londres, el distrito del líder Labour Jeremy Corbyn. Los conservadores llegaron quintos hasta ahora.

Compartí: